jueves, 12 de agosto de 2010

Ensucia MMG su administración

Basura en Domingo Diez


Desde la gestión de Adrián Rivera como presidente municipal de Cuernavaca, el manejo de desechos en la ciudad se volvió un verdadero problema debido a la incompetencia de dicho personaje. Más tarde, cuando Jesús Giles tomó dicho cargo el problema de la basura se intensificó, hasta que éste decidió contratar a la empresa PASA para la recolección y manejo de desechos. Sin embargo, el contrato que se firmó con dicha empresa genera muchas dudas y más cuando el costo del servicio es altísimo (se dice que es el más caro de Latinoamérica).



A la llegada de Manuel Martínez Garrigós al Ayuntamiento de Cuernavaca de inmediato se pudo observar el interés del edil por implementar un nuevo servicio y terminar con el contrato hecho con PASA. Asimismo, se rumora que su hermano José dijo “ese negocio va a ser mío” refiriéndose a la recolección de desechos.


De esta manera, MMG comenzó a llevar a cabo acciones al respecto y pronto se descubrieron 38 camiones de basura en terrenos de la familia Estrada Gónzalez. Se dice que dichos vehículos están a nombre del exdirector de Servicios Públicos y gran amigo del alcalde, Alfredo Gutiérrez Trueheart y fueron traídos desde el Estado de México.


Por otra parte, desde que inició la administración priista en Cuernavaca se comenzó a señalar que el exalcalde Jesús Giles había abusado de su posición para hacerse de ciertos beneficios económicos al otorgarle la concesión a PASA. Uno de los personajes que difundió esto fue el regidor Jorge Meade y al no retractarse fue denunciado por Giles ante la PGJ por difamación. Sin embargo, las declaraciones parecen ser verdad, ya que el contrato con PASA es muy cuestionable, porque se firmó por 20 años y además el servicio es prohibitivo.


Hace poco más de una semana la empresa PASA declaró que suspendería el servicio de recolección por un adeudo del Ayuntamiento de 16 mdp. Ese mismo día el secretario del Ayuntamiento, Rodrigo Gayosso declaró que no había recibido notificación alguna, pero un día después ésta fue publicada en los medios locales. Asimismo, anunció que el municipio seguiría dando el servicio de recolección de basura.


Más tarde, Manuel Martínez Garrigós declararía que el servicio se regularizaría en 24 hrs. y que el 90% de la recolección ya estaba hecha. Quizá era el 90% de alguna colonia, porque el 10% restante se sigue viendo hasta el día de hoy en muchas calles. Curiosamente el servicio se comenzó a dar con los camiones que habían sido descubiertos hace unos meses, aún cuando Alfredo Gutiérrez Trueheart declaró que éstos de ninguna manera estaban programados para sustituir a los de la concesionaria actual PASA y cuando ésta suspendió el servicio ya hasta estaban rotulados con el logotipo del Ayuntamiento.


Lo que llama la atención es el hecho de que si todo esto ya estaba preparado, por qué entonces se planeó en temporada “vacacional”, que es cuando se produce más basura y también cuando hay tal clima de inseguridad. También surge la pregunta de por qué el servicio prestado por el Ayuntamiento es tan ineficiente y no se contempló un destino final para la basura. Martínez Garrigós declaró en una entrevista con Agustín Olais que estaba dispuesto a jugarse su carrera política por esta situación, pero por lo menos hubiera preparado bien su estrategia.


Por una parte, parecería que sacar a PASA del camino puede resultar beneficioso porque se dejarán de pagar 8 mdp. al mes, se dice que ahora el servicio costará la mitad, pero de poco sirve si es tan precario. La ciudadanía ha seguido pagando sus impuestos y el dinero que se le dejó de pagar a la concesionaria es parte de éstos, además de que no debemos de tolerar un “90%” de recolección cuando estamos pagando al 100% por ver nuestra ciudad sin basura.


Al final, los que pierden no son Martínez Garrigós, ni Giles, ni PASA, sino los ciudadanos que están al corriente con sus impuestos. Si el servicio pasa a manos de la gente de MMG como su hermano o Gutiérrez Trueheart, que casualmente renunció unas semanas antes a su puesto y ya había creado una empresa llamada Cero Basura o si regresa a manos de los amigos de Giles, es decir a PASA, la que perderá siempre con esta situación es Cuernavaca.


Si de por si la situación de nuestra ciudad ya era crítica con la ola de violencia generada por el narcotráfico, ahora con toda esta basura cada vez se verá más afectada en el ramo turístico, lo cual seguramente seguirá impactando a la economía y probablemente haga que aumente el desempleo. En estos días que Morelos se encuentra lleno de cuerpos y desechos en las calles deberíamos de crear una organización que se dedicara a recolectar toda la basura que representan nuestros políticos.
Un camino de basura en Nueva Italia


Si tienes algún comentario o denuncia envía un correo a chinelo.guardian@gmail.com o comenta directamente en este post.


Síguenos en facebook y twitter:


www.twitter.com/chineloguardian