jueves, 23 de enero de 2014

Édgar Tamayo y nuestra visión sobre justicia

Édgar Tamayo QEPD

Uno de los temas más comentados en las últimas semanas ha sido la ejecución del morelense Édgar Tamayo, quien fue condenado a muerte por el asesinato de un policía en Houston en 1994. No cuento con los elementos para hablar de la inocencia o culpabilidad de Tamayo y mucho menos tengo la intención de juzgar sus supuestos actos, pero me llaman la atención algunas reacciones por parte de la sociedad mexicana y sobre todo la importancia que se le dio al tema. 

Mucha gente en nuestro país no está de acuerdo con la pena capital y probablemente es eso lo que haya generado tantos comentarios y movimientos en contra de la ejecución de Tamayo; llevada a cabo a ayer a las 21:32 hrs. Sin embargo, en Texas la pena de muerte es parte del sistema de justicia y los mexicanos podemos criticar esto, pero la sociedad de allá vive de acuerdo a esas leyes.

Durante la semana las redes sociales han estado repletas de mensajes en defensa de Tamayo y de su derecho a la vida. Sin embargo, no hubo el mismo nivel de protestas cuando Caro Quintero fue liberado por el sistema de "justicia" mexicano, cuando éste no sólo estuvo involucrado en el asesinato del agente de la DEA "Kiki" Camarena, sino también era narcotraficante. 

Tampoco vi que le diéramos tanta importancia al hecho de Florence Cassez fuese puesta en libertad, ni supe de alguna marcha por la corrupción evidenciada en los famosos video escándalos, ni en el caso del "Gober precioso", ni porque Rául Salinas quedó libre o por la impunidad de miles de criminales y corruptos. 

Nuestros medios dieron puntual cobertura al caso de Tamayo, como si fuese más importante que otros, incluso que el de Hilario Montaño, quien fue uno de los cuatro reos que se fugaron de Atlacholoaya a principios de mes; que más tarde fue recapturado y asesinado a golpes en su celda. Pero claro, como ése no es un caso de pena de muerte no nos rasgamos las vestiduras.

Por citar sólo algunos casos, el Diario de Morelos hizo una cobertura especial en Texas, cuando no tienen la vocación periodística de informar con honestidad y veracidad a los morelenses lo que pasa en la entidad. Por otro lado, vi que un periodista publicó foto de la escuela donde estudió Édgar Tamayo en Morelos, como si éste fuese un héroe del que nos interesara conocer detalles de su vida.

Sin comentarios...

Los más inquietante de todo es nuestra visión sobre la justicia y el manejo de la misma en México, que el día de hoy ha llegado a niveles críticos en los que grupos de autodefensas imponen su ley. No creo que esto mejore cuando estamos más preocupados porque los gringos hagan cumplir sus leyes mientras aquí permitimos toda clase de atropellos e injusticias.

Si tienes algún comentario o denuncia envía un correo a chinelo.guardian@gmail.com o comenta directamente en este post.Síguenos en twitter: www.twitter.com/chineloguardian