lunes, 17 de septiembre de 2012

El verdadero reto de Morales Barud

Jorge Morales Barud está en el momento clave
de su carrera política
 
Mucho se habla del reto que constituirá para Jorge Morales Barud ser presidente municipal de Cuernavaca. Sobre todo, de lo que se comenta es de la precaria situación financiera en la que dejó al municipio la administración de Manuel Martínez Garrigós. Por ello, los juicios prematuros y anuncios de una derrota anticipada para el alcalde electo ya comienzan a difundirse en nuestra sociedad.

Jorge Morales Barud tiene claro cual es el reto e incluso en el programa "El asalto a la razón" con Carlos Marín expresó que su mayor reto sería "la reestructuración financiera". Sin embargo, creo que el reto más grande que tiene, aunque está relacionado con ello, no sólo es mejorar las finanzas de Cuernavaca. Eso en cierta forma será una responsabilidad que la sociedad evaluará en la medida de las posibilidades del edil, ya que la situación es demasiado complicada.

El mayor reto para el alcalde electo será su postura frente al gobierno de Martínez Garrigós, ya que tendrá que usar toda su experiencia política para manejar esta situación. Jorge Morales Barud es un hombre demasiado político y en su caracter y acciones se ha visto que prefiere sumar a generar un conflicto, pero quizá en esta ocasión tendrá que mostrar otra cara, ya que la sociedad lo está reclamando.

Para Morales Barud fue todo un logro obtener la candidatura del PRI para la presidencia municipal de Cuernavaca. Muchos priistas cuestionaron su participación en el gobierno de Marco Adame y su buena relación con algunos panistas. Sin embargo, Morales Barud fue persistente y logró ser uno de los pocos candidatos que dieron una victoria para el partido tricolor en Morelos.

Es por ello, que ahora se verá en la encrucijada de no tocar o enfrentar a Martínez Garrigós, actual presidente de su partido en Morelos. Por la postura que mostró en la entrevista con Carlos Marín, parece que hará todo por la vía legal, pero creo que eso no será suficiente. La sociedad cuernavacense está molesta y ansiosa de que se tomen medidas contra Garrigós, por esto Morales Barud debe tomar parte y en cierta forma ser vocero del reclamo popular. De no hacerlo puede ser visto como cómplice o tapadera de las evidentes irregularidades de la administración de Garrigós.

La precaución por no causar conflictos con su partido puede resultar en cosas peores para Morales Barud, quien tendrá que apostar a su trabajo y no a lo que su partido opine de él. Si quiere llegar a la gubernatura sus logros de gobierno serán el mejor respaldo y aunque muchos sigan sin quererlo en el PRI terminarán por aceptarlo si es que quieren recuperar Morelos. Es un reto duro el que tiene en frente Morales Barud, que en cierta forma se limita a "matar o morir".

Si tienes algún comentario o denuncia envía un correo a chinelo.guardian@gmail.com o comenta directamente en este post.Síguenos en twitter: www.twitter.com/chineloguardian