viernes, 26 de febrero de 2010

100 días, 100 acciones ¿inteligentes?

1, 2... 100 ¿qué no ya pasaron?

Aún cuando ya pasaron los primeros cien días de Manuel Martínez Garrigós como presidente municipal se sigue usando la campaña de 100 días 100 acciones. Quizá esto se debe a que los cien días que mencionaba esta publicidad no fueron suficientes para realizar el mismo número de acciones. Esto ha generado diversas críticas de los medios y de diversos sectores de la sociedad, pero ¿quién mandó al edil a andar haciendo promesas que no puede cumplir?

En estos días vi una de las primeras "acciones" de MMG; es probable que yo no haya entendido muy bien y las acciones iniciarían después de los primeros cien días. La acción a la que me refiero es la de la obra de modificación a la estatua de la Diana que está en la glorieta Dr. Gustavo Baz muy cerca de Casa Morelos. . Dicho monumento fue colocado ahí durante el trienio de Jesús Giles. Sin embargo, parece que a nuestro nuevo presidente municipal no le gustó como quedó o simplemente no encontraba como cumplir con sus cien acciones y decidió remodelarla.

Es ridículo como cada cambio de gobierno hay proyectos que se quedan estancados o hay cosas que se modifican sólo por simple hecho de mostrar un cambio. Sin embargo, este tipo de "acciones" no ayudan en nada al municipio y peor aún generan gastos innecesarios que obviamente se pagan con nuestros impuestos. Si nuestro joven edil tuviera un poco más visión a unas cuadras sobre la misma Av. Reforma hay un pequeño parque en el camellón que se encuentra abandonado, grafiteado y ya muy pocas veces se puede ver a niños y familias en él.
A sólo unas cuadras de la obra este "parque" está en el abandono

Es probable que los arreglos de la Diana se deban más a una cuestión de orgullo para demostrar que el nuevo ayuntamiento hace mejor las cosas que la administración anterior, pero ¿realmente eran necesarios? En lo personal la escultura de la Diana me parece agradable, pero también se me hace de tan poca originalidad tener una reproducción de un monumento que está en el DF y hasta en Acapulco. Esperemos que al paso que vamos y con esto del bicentenario no se les ocurra hacer un mini ángel de la independencia en el centro de Cuernavaca.

Finalmente, creo que los discursos políticos de la última década están cargados de promesas (como siempre) que en ocasiones sí se han cumplido, como el del famoso "cambio" y en este caso el de las "acciones"(aunque no en tiempo y forma). Sin embargo, lo que nuestros políticos no lograr percibir es que de nada sirve un cambio si no hay una evolución y que de nada sirven las acciones si no son inteligentes.

Con la excepción de los graffitis me parece que no necesitaba arreglo


Si tienes algún comentario o denuncia envía un correo a chinelo.guardian@gmail.com