viernes, 26 de febrero de 2010

Un Paseo Conquistado por la negligencia


Un lector de este espacio me envío un correo con una sentida demanda que me suena un poco conocida, porque tiene el sello de la negligencia del gobierno que tanto conocemos, sin embargo, no por eso debemos quedarnos callados: 

Pues lo que tanto temían los vecinos de las colonias Faroles y Santa Fe, desde hace más de un año y medio en que se enteraron de la llegada de la Secretaría de Hacienda a Paseo del Conquistador, hoy es una triste realidad. Desde que en ese entonces empezaron a llegar rumores del cambio de domicilio de esta dependencia hacia esta avenida, los vecinos se organizaron y recabaron varios cientos de firmas de los vecinos en una carta donde pedían al Presidente Municipal, Jesús Giles y al Gobernador, así como a sus subalternos en las áreas de desarrollo, tránsito, obras públicas, licencias de funcionamiento, etc, tomar cartas en el asunto y no permitir dicho cambio, ya que esto afectaría de sobremanera a toda la comunidad en esa área. Se les hizo ver desde la problemática que se generaría en el tránsito vehicular, la invasión de la intimidad de los vecinos cercanos al edificio que se ocuparía y el que estaba en proyecto, la inseguridad por puestos ambulantes y por los famosos “viene viene”, hasta las irregularidades con las que se aprobó la construcción del edificio, las faltas al bando urbano al ocupar un edificio con licencia de construcción para oficinas corporativas y no para ocupación por entidades gubernamentales con atención al público y por no contar con el número de cajones de estacionamiento requeridos para cualquier establecimiento.

Paseo del Conquistador SATurado

Después de varios meses de guardar silencio, negar el que estuviera en planes el cambio de domicilio de esa dependencia, de no otorgar cita por parte de la presidencia municipal a los vecinos para escuchar sus planteamientos y de que la Secretaría de Obras Públicas y la de Turismo y Fomento Económico (licencias de funcionamiento) se estuvieran echando la pelotita, una a la otra y negando su competencia para intervenir, el ayuntamiento finalmente aceptó el hecho y argumentó no poder hacer nada por tratarse de una dependencia federal, pero ofreció vigilar el que la seguridad, el tráfico en la zona y el ambulantaje, serían regulados y controlados. Esto lo puso por escrito la administración panista anterior, que siempre se caracterizó por no escuchar a los ciudadanos que votaron por ellos y que además se hizo fama (cierta o no, creo que nunca lo sabremos) de sólo interesarse en llenar los bolsillos de algunos de sus funcionarios y regidores. Ahora con la llegada de la administración Priísta, pues lo que se temía no sólo se convirtió en realidad, sino que superó a lo imaginado. Hoy en día la zona está llena de ambulantes, puestos de comida en la banqueta, asaltantes disfrazados de “viene viene” , estacionamientos públicos que invaden la calle y para colmo, ahora por las noches los vecinos no sólo deben cuidarse de no ser asaltados o de que  sus vehículos no sean robados con el famoso cristalazo, sino que también tienen que soportar, hasta altas horas de la madrugada, el “bum bum” de la música generada por los varios bares que recientemente se han abierto.

Aprovechando el tráfico algunos negocios invaden la calle 
para darse a notar

Total, que el voto de castigo que los vecinos ejercieron en contra de la administración panista, el PRI lo convirtió en un castigo para los vecinos para que nadie se olvide que todos los políticos son lo mismo y que de nada valen los compromisos institucionales, pues es muy fácil decir “ese compromiso no lo hizo esta administración” o simplemente no hacer nada, puesto que no están enterados del asunto, ya que desconocen la problemática de su ciudad. Aunque tal vez lo que podría estar sucediendo es que los funcionarios de esta administración sean los socios, compadres, amigos o hasta familiares de los de la pasada y entonces mejor hay que cuidarlos (es pregunta).

En fin que, seguramente que la próxima vez que estos vecinos vean el azul, el verde blanco y rojo, el amarillo o cualquier color en la boleta electoral, seguramente pondrán una gran cruz a todo lo alto y ancho o simplemente preferirán votar por Cantinflas o algún muertito que más fácilmente se ocuparían de sus problemas.

Mira carnal esa es reja amarilla, no roja, ahí nos podemos estacionar

Tú también puedes participar en este espacio envía un correo a chinelo.guardian@gmail.com y denuncia cualquier tipo de abuso en este espacio libre para los morelenses.