viernes, 23 de julio de 2010

Trabajan contra la Ley Arizona

Carlos Navarrete con todo contra la Ley Arizona

El presidente de la mesa directiva del senado, Carlos Navarrete, ha estado muy activo en los últimos días buscando el apoyo de diversos países para rechazar la ley SB 1070 de Arizona. Desde Ginebra, el senador anunció que cuenta con el apoyo de 10 países y de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.

La labor del Sr. Navarrete me parece destacada y al igual que él rechazo la Ley Arizona. Sin embargo, su actuación me hace cuestionar el trabajo de nuestros legisladores. Es un hecho que en México el trabajo legislativo es poco efectivo, que no se generan las iniciativas necesarias para su desarrollo y que muchas veces ni siquiera pueden ponerse de acuerdo nuestros representantes en las cámaras.

Ahora, el senador Carlos Navarrete está haciendo una intensa campaña para que se elimine la SB 1070, una ley extranjera que resulta racista y discriminatoria para los mexicanos indocumentados que viven en Arizona. Sin embargo, lo curioso es que durante todo el sexenio nuestros legisladores no han generado leyes que fomenten el empleo y que ayuden a que los mexicanos puedan llevar una vida digna en su propio país.

En lo personal me parece lamentable que nuestros gobernantes siempre critiquen las medidas de EEUU para disminuir la migración, en lugar de ocuparse por generar empleos y condiciones de trabajo para que los mexicanos no tengan que cruzar la frontera. En dichas críticas de nuestros políticos parece que se desmarcan de toda responsabilidad sobre la situación y sobre todo tienen el cinismo de intentar mostrar su apoyo a los migrantes cuando no han sido capaces de forjar un país más equitativo.

Me viene a la mente el discurso de Felipe Calderón durante su campaña a la presidencia de la república, en el cual al hablar del muro fronterizo declaró "que los gringos pongan las bardas que quieran, nosotros nos las vamos a seguir saltando". Algunos podrán considerar esta declaración una muestra de valor al retar a nuestro vecino del norte, sin embargo, sólo es la confirmación de que desde un principio no estaba dispuesto a generar mejores condiciones de vida en México.

Reitero mi rechazo ante la Ley Arizona y deseo que la labor del senado mexicano rinda frutos positivos. Sin embargo, espero que pronto llegue el día en que nuestros políticos pongan el mismo empeño que en esta campaña contra dicha ley para generar normas que hagan de éste un mejor país y para que sus ciudadanos no tengan que verse obligados a buscar oportunidades más allá de las fronteras de México.
Obama: ¿Qué decías de las bardas?
Calderón: Mmm nada... que si necesitan mano de obra barata...

Si tienes algún comentario o denuncia envía un correo a chinelo.guardian@gmail.com o comenta directamente en este post.

Síguenos en facebook y twitter:
www.twitter.com/chineloguardian