martes, 22 de febrero de 2011

Olvida Graco su origen

El tabasqueño comienza a hacer campaña
rumbo a la gubernatura de Morelos

El día de ayer el periódico Reforma publicó una nota titulada “Es un autoritario, reclama Graco”, en la que recoge comentarios del senador perredista dirigidos a López Obrador. Dichos comentarios fueron expresados después de que el ex candidato a la presidencia se pronunciara en contra de la alianza del PRD con el PAN en el Estado de México.



“Es una actitud con rasgo de autoritarismo muy peligroso. Es como decir: ´Si no se hace lo que yo digo, entonces me voy´. López Obrador está contrariado porque le impedimos que se convierta en el gran elector, como lo es Enrique Peña Nieto para el PRI”, declaró Graco Ramírez.


“El que presuma de ser demócrata que se atenga a lo que diga la gente. Si él (López Obrador) cree que tiene la razón, que convoque a su gente y que nos derrote en las urnas, no entiendo por qué está tan contrariado, si en otros momentos él ha sido impulsor de alianzas con el PAN”.


Me llaman mucho las declaraciones de Graco Ramírez, ya que hace poco menos de 5 años, en la víspera de las elecciones, me tocó ir a un desayuno que organizó el ahora senador en el Hotel Misión (antes Maximiliams). En dicho evento, Graco se deshizo en elogios a López Obrador e incluso se jactó de haber sido quien lo llevó al PRD y hasta lo descubrió.


En ese momento, AMLO era la gran figura del partido del sol y muchos de sus candidatos en diferentes partes de la República ganaron gracias a la popularidad del tabasqueño. Uno de los beneficiados por este hecho fue el mismo Graco, quien obtuvo su lugar en el senado por porcentaje de representación; puesto que probablemente no hubiera alcanzado en las urnas, por no ser un político muy popular en Morelos.


Ahora parece haber olvidado a quienes debe sus triunfos políticos, imagínense que ocurriría si estos fueran en las urnas. No quisiera pronunciarme ni en contra, ni a favor de sus declaraciones, pero si yo estuviera en su posición mejor guardaría silencio. Ahora hasta reta a López Obrador y ondea la bandera del PRD, cuando alguna vez él fue su bandera.


Sin embargo, a Graco se le olvida su origen, no sólo al olvidar quien lo ha ayudado sino al querer pelear por la candidatura de su partido a la gubernatura de Morelos. Esto, porque al igual que AMLO, él también es tabasqueño como mencionó tantas veces en aquél desayuno al referirse a Andrés Manuelo como “mi paisano”. Esperemos que no se vaya a morder la lengua y le salga lo “autoritario” al querer ser gobernador de Morelos, aunque esto represente una violación al art. 58 de la Constitución de Morelos.


Si tienes algún comentario o denuncia envía un correo a chinelo.guardian@gmail.com o comenta directamente en este post.


Síguenos en facebook y twitter:
www.twitter.com/chineloguardian