lunes, 17 de enero de 2011

MMG Desesperado

Hace unos días Manuel Martínez Garrigós pidió a la  Secretaría de Seguridad Pública estatal que les de permisos a los alcaldes de portar armas. Esto después del asesinato del presidente municipal de Temoac, Abraham Ortiz Rosales. Sin embargo, no sé que tan útiles le sean las armas al alcalde de Cuernavaca y tampoco si las sabe usar. Les comparto este montaje de un gran colaborador de este espacio.



Si tienes algún comentario o denuncia envía un correo a chinelo.guardian@gmail.com o comenta directamente en este post.

Síguenos en facebook y twitter: