lunes, 10 de enero de 2011

Una carta más para Bracamontes

Desde el recién finalizado 2010, Miguel Ángel Bracamontes ha recibido más cartas que los Reyes Magos, no sé si las reciba, tal vez las debemos poner en un globo con helio. Aquí les comparto una de las últimas:

Lic. Miguel Angel Bracamontes Baz

Presidente de Diario de Morelos y Grupo Braca


Le hago llegar la presente en mi calidad de padre y de ciudadano morelense, luego que en algunos de los medios que usted encabeza han decidido antes de investigar como debe hacerse en este trabajo, primero linchar a quienes tengan el infortunio de atravesarse en el camino de sus diferencias y de sus intereses. Usted me conoce porque trabajé varios años en Diario de Morelos como secretario del subdirector y luego director editorial, Javier Jaramillo Frikas.


Señor Bracamontes, durante emisiones de MIX el día de hoy, sus locutores se dedicaron a regar mentiras en contra de mi hijo Oscar Prado Alemán, todo el programa, lo que generó un clima de linchamiento que sus medios con la venia de usted, fabrican en contra de quienes consideran sus enemigos.


Usted, con el poder que le confiere ser dueño de medios impresos y concesionario radiofónico, ataca sin consideración a mi hijo Oscar Prado Alemán, no le permite derecho de réplica para que se conozca su versión y han hecho de un suceso común, todo un montaje donde el objetivo final sean sus públicas diferencias con la administración municipal de Cuernavaca, donde hemos encontrado trabajo un buen número de gente nacida en esta ciudad.


Prácticamente deshacen a un joven de 23 años que es hijo mío, así que entiendo que usted se abroga el derecho que sus negocios ataquen sin justificación lo más preciado en una familia. Mi hijo Oscar NUNCA ESTUVO DETENIDO EN LA DELEGACION DE LA PGR, se encontraba conmigo en las afueras de esta dependencia, por una razón: NO TENÍAN NINGÚN ELEMENTO EN SU CONTRA. En una revisión de rutina que maneja el H. Ejército Mexicano, él a bordo de una unidad propiedad del H. Ayuntamiento de Cuernavaca y metros atrás otra unidad, conducida por Victor Sergio Castro Capistrán, policía auxiliar del Ayuntamiento quien llevaba un arma de cargo de la que desconocíamos tenía tres días vencida la licencia de portación. Esa fue la razón del traslado a la agencia del Ministerio Público Federal, donde no encontraron ningún elemento en contra de mi hijo y estuvo un par de minutos. No existe ninguna acta o averiguación previa donde se le mencione, usted puede enviar a su personal a corroborarlo.


Le recuerdo, señor Bracamontes, que como simple empleado de su empresa, usted me pidió ejercer otro tipo de funciones que no me correspondían y hago mención de solo una para decirle que si tiene en sus negocios la intención de lastimar a familias morelenses, nos permite compartir con la opinión pública su falta de valores y hombría:


Me pidió hacer guardia al interior del consultorio de su respetable señora esposa, porque tenía cita un paciente con desequilibrio mental. Me comento usted que este sujeto la acosaba, que le negaban consulta, que insistía, “que ve qué haces para que lo corras de ahí”. Cuando este señor trató de molestar a su esposa psicóloga, salí del baño donde permanecí toda la consulta invitando al señor a que se retirara. Su esposa me dio las gracias y me comentó que estaba cansada de este paciente.


Licenciado Bracamontes, es este uno de una serie de favores que me solicitó aprovechando su condición de patrón de la empresa.


Hace tiempo que sus empresas dejaron de ser medios al servicio de la sociedad y se convirtieron en instrumentos políticos donde solo quienes tienen capacidad económica son sujetos de su crédito. Una familia de morelenses, modesta, no puede hacerlo. Mi hijo está en la disposición de decir lo que pasó en sus medios. Conociendo su falta de capacidad como hombre que defienda a su propia familia, se que habrá otros medios que atiendan el reclamo de los que laboramos en áreas con las que usted vive en conflicto, por sus altas pretensiones económicas, lo que yo como empleado de su diario no conocí hasta su llegada.


Qué pena por usted.


ATENTAMENTE


Sergio Prado Valaguez
 
Si tienes algún comentario o denuncia envía un correo a chinelo.guardian@gmail.com o comenta directamente en este post.



Síguenos en facebook y twitter:
www.twitter.com/chineloguardian