domingo, 19 de julio de 2009

Prohibido prohibir online

Jalosa

19 julio 09

Javier jaramillo Frikas

Columna

Prohibido Prohibir

 

         Ante las decenas de correros electrónicos que llegan al columnista, nos vemos obligados a repetir la columna que generó la molestia en un diario local donde colaboramos hasta hace unas semanas. Además de colocar la que “rompió el vaso”, días antes que ellos dieran por terminada la relación sin aviso alguno, contrario a un acuerdo entre un par de hombres –así nos dijimos--. Rogamos la paciencia de nuestros lectores asiduos a través de esta bendita red de multiplicación asombrosa y, de paso, les damos dos noticias que nos llenan y queremos compartir con los que nos han apoyado –cada uno de los que nos leen--: en esta misma semana aparece la página www.prohibidoprohibironline.com y un poco más adelante una publicación impresa, lunes a viernes, gratuita, con una circulación sin antecedente alguno en Morelos. La condición mayor que solicitó un servidor para estar al frente fue que no se metan, para nada, en la línea editorial. Y como buenos empresarios lo entendieron: ellos viven de la publicidad y a ello le apuestan. Les diremos en su momento cual es su cabezal y vamos a celebrar. En tanto, reciban un fuerte y fraternal abrazo. Javier Jaramillo Frikas. Domingo 19 de julio del 2009.

   (Esta columna tuvo que aparecer hoy, 28 marzo, pero en el DM determinaron no hacerlo. Suponemos que es parte de los acuerdos con Javier López Sánchez y el gobierno del Estado. Te la hago llegar porque no puedo ni debo permitir se coarte el derecho a informar y ser informado, por mayores convenios que se hagan. Su amigo: Javier Jaramillo Frikas)

 Guerra inevitable Adame-Estrada.

Travesuras de Chavelo, el segundo en el mando


Es inevitable. Se van a despedazar. Nunca, en estos dos años y medio hubo un válido interlocutor que mantuviera desazolvado el canal de la comunicación. Uno fue ignorado una y otra vez. El otro, rodeado de figuras que buscaban lo que está por suceder: el choque de trenes, la apertura de cajas de pandora y el todo por el todo. ¿Por qué la desatención que reclama Sergio Estrada Cajigal Ramírez? ¿Por qué, en efecto, no se tienen huellas públicas del respeto, mínimas cortesías,  del gobernador Adame a su antecesor? ¿Quién provocó a quién? Y la pregunta ácida: ¿A quiénes les conviene ahondar esta, a la vista, imposible conciliación (no podemos hablar de Reconciliación porque nunca tuvieran cercanía de diálogo, menos de respeto). A Sergio Estrada Cajigal Ramírez le asiste el derecho histórico de sacar al PRI de palacio municipal en Cuernavaca y también echarlo del palacio del Gobierno de Morelos. Esas son sus marcas registradas, imposibles de borrar. Otra cosa es si era político al llegar, si hizo las cosas bien o mal o si supo hacerse de un equipo de talento. Sin embargo, otra cosa innegable es que todos, todos, pero todos, los que tienen cargos públicos emanados del PAN, sin excepción, tuvieron un cambio de vida drástico, fueron otros junto a sus familias a partir de 1997. La gran mayoría si no millonarios cuando menos pasaron de la humilde vida a una clase media alta. Y ya no viven en Chipitlán, la Satélite, Clavijero, La Carolina o Flores Magón, sino en residencias propias, con personal, en zonas residenciales.

 Obviamente que también a Sergio y su equipo les cambio la vida. Al nieto de don Vicente lo trataron de usar y lo lograron en 1997. Cualquier otro panista que jugara pierde ante la impopular Ana Laura Ortega Vila. Estrada lo hizo apenas por 400 votos que eran más o menos el 10 por ciento de la Alianza de Barrios, poderosa entonces que le sentenció a la hija del querido Lauro Ortega: “nada en contra tuya, nada a favor tuyo”. La recibieron respetuosos y con ánimo en su casa y esta buscó darles un trato de entenados. Ahí mismo se celebró el acuerdo: “que gane por sus méritos, tras la ofensa, nos faltaríamos a nuestra formación si la ayudamos”, todavía escuchamos las palabras de Juan, el otro Jaramillo, jefe y estratega de aquel organismo que llegó a contar con 27 mil afiliados en menos de un año. La abstención y, quizá, la diferencia entre contar, hoy, una historia y otra. Ese es otro tema que habrá ocasión de detallarlo.

 El ex gobernador fue lastimado una vez y otra y en el recuento de daños que haga el mandatario Marco Adame, frío y razonado, se va a encontrar que en su área de asesores y comunicación política, hay varios envíos que afrentaron no solo a SECR sino a muchas otras personas. El poder otorgado no constitucionalmente si de facto, perdió a Javier López Sánchez y se convirtió, sin decreto, en vice gobernador. Pocos los que le desafían, muchos quienes inclinan la cerviz desacatando a su jefe Adame y, en ocasiones, incluso a la ley. No es un pronóstico aventurado decir que a Javier López o comienzan a blindarlo política y jurídicamente porque se ha ganado –en base a su naturaleza y acciones—un perfil de pagador de todos los males del actual gobierno. Así, su siguiente estación sería Atlacholoaya y no el risueño poblado sino su fría y ardiente prisión. Cosa de hurgar un tantito, Brotará el susto. De escándalo. Y la razón es sencilla: es él, López, el mal mayor. Y lo repetimos: no por su culpa sino por las extra—mega—funciones que le otorgaron: mucho poder para las condiciones de un hombre modesto. Audaz en extremo convierte a través de su cuadrilla de escribanos, mentiras en medias verdades y siembra la duda, Opera de tamaño menor y eso queda evidenciado ante la necesidad del propio Adame de ser su propio publirrelacionista. Maneja espacios de interés empresariales, no de atractivo informativo o de análisis político por una razón simple: no lo sabe hacer. Hoy tiene metido al gobernador en un brete. El era responsable de mantener la cercanía con Estrada, de alimentarla, de medir los tiempos para reunirlos y, no hace mucho, de darle su sitio al primer presidente municipal y gobernador panista de cuando menos escuchar el proyecto electoral de Marco Adame y saber si podía encajar alguna de sus piezas. No lo hizo desde octubre de hace dos años y en los días pasados hasta preparó menús donde anuncia uno en especial de gran atractivo: Sergio Estrada a las Brasas.

·                                    

                                                         La Tormenta que viene

¿Qué sigue? Empieza la pelea abierta, de callejón, brotarán realidades mezcladas con mentiras, bolas de papel impreso con dedicatoria especial, espacios pagados, ondas hertzianas donde el aparato de gobierno buscará hacer añicos a Estrada. A este no le queda otra que tirar golpes, defenderse, atacar, esquivar, pero no se va a abrir.

 Una pelea no anunciada en el 2006, porque en esos días era armonía, buscaban la forma de ganar juntos, ganarlo todo y como se ha supuesto, hubo destinos electorales  con recursos salido de las arcas de gobierno. El jefe era Estrada y Marco Adame el candidato. También irremediable que en el fragor del combate se abra “el frasco de las esencias” y el hedor invada el espacio público con informaciones escandalosas que inmiscuirán a muchos de los panistas que hoy ocupan cargos. Las elecciones, las del 2006 y las que vienen se ganan, entre otras cosas, con dinero, de procedencia cual fuera, si es del gobierno mejor. Sergio Estrada sabe como se opera ello. Es una lucha de lodo, pero no del que echan en antros con bellas mujeres. Este lodo es extraído de los drenajes de aguas negras, los que llevan los desechos orgánicos, sin llegar a la planta de tratamiento, fétido, peligrosos con gases tóxicos que generarán un estallido. ¿se imaginan unan gran bomba de excremento cubriendo la entidad? Hasta ese punto pueden arribar las diferencias entre el gobernador Marco Adame y su antecesor Sergio Estrada Cajigal Ramírez,

Mientras, Javier López Sánchez, perdonándole la vida a propios y extraños, con un poder por encima del mismo Adame al interior del gobierno, aprendiendo a manejar sus cargos que, como vemos y contando hasta hoy, no lo ha logrado. Sencillo ser recaudador de la obra pública de todas las áreas, condición que no puede ser ajeno el gobernador Marco Adame (imposible que lo haga por su propia decisión, imposible)  y que lo haría corresponsable en caso de probarse alguna de las tatas cosas que le achacan a su coordinador general de asesores, comunicación política y anexas –que quiere decir abarca las demás áreas de la estructura estatal--.

Y esta es la otra, la del 11 de junio pasado, cinco días antes que iniciáramos esta extraordinaria aventura cibernética:

 

El Golpe

10 junio 09

Javier Jaramillo Frikas

Columna

Prohibido

 

                                               Tan Tan

 

Las cabezas y el cuerpo de las notas se contraponen. ¿Justificación para El Golpe del 5 de julio? ¿Un gobierno con evidente debilidad caerá en la tentación? Es débil por los acontecimientos que tienen en arraigo judicial federal a su principal jefe policiaco. Débil porque no es avisado por ninguna instancia de la federación que van a implementar un operativo en contra de un grupo de presuntos delincuentes. Utilizar los recursos públicos para regresárselos a los votantes de manera furtiva, es un robo en todas las direcciones: entregarían dinero que procede de los mismos que probablemente lo recibirían.          Hablamos, claro, en sentido figurativo luego de advertir el domingo que redactábamos la columna del martes, el montaje legal de un debate que lo dejamos claro: ganaría el PAN. Y con todas sus letras anotamos: “Lo vamos a vivir en las siguientes horas a partir de un debate que, se diga lo que se diga en él, ya ganó el PAN. Y lo anotamos de esta manera por dos razones sencillas: no habrá radio ni televisión y cada quién dirá lo que desee. Y el que paga manda. ¿Quiénes tienen el dinero en estos tiempos de crisis? El Gobierno y el PAN.”

         Finalmente hubo televisión con aviso de última hora y lo que se avisaba: más ruido que nueces. En estricto rigor no de propuestas sino de oportunidad, nadie ganó. En el terreno de la objetividad, es el PRI quien va a ganar. Vamos, entonces, a razonar si lo que hace el PAN –con la inminente intervención del gobierno y funcionarios importantes—va a cocinarse lo necesario para vencer. En síntesis, lo que se haya dicho, ofendido, propuesto en el famoso debate hoy ya no existe. Quedan, claro, los titulares que desde un día atrás avistaban el grado desesperado del PAN—Morelos  --y, obviamente, el gobierno emanado de él—con la aparición de una encuesta que vendrá a bien conocerla completa.

         Una serie de actos desesperados, sobre todo influyendo mediáticamente a través de lo que en la televisión llamarían pomposamente “Pago por Evento”, aunque en “el cuerpo” de las informaciones no se refleje lo que dicen los titulares. En estos terrenos, un reconocimiento a los obreros de la información que, de esta manera coadyuvan  para los que leen de principio a fin la nota, entiendan que las cosas no son las que se pintan con letras grandotas sino el contexto. Los reporteros dieron el equilibrio. Un aplauso sincero.

 Las restricciones en materia de publicidad electoral son, como mucha reglamentación oficial, brincadas de manera legal. Han tenido tiempo suficiente los partidos y los gobiernos para dar paso firme en ese sentido. Por ello es importante avisar al gobierno del Estado la peligrosidad que endurezca los programas sociales para beneficiar al PAN electoralmente. Por lo mismo, hay que decirle al gobierno, que volcarse material y políticamente por su partido, traerá consecuencias que convertirían lo débil en sumamente frágil, que con un leve empujón dado por ellos mismos se rompería como cristal delgado. Están en la frontera y, como lo notamos desde el principio de semana –que el PAN ha diseñado una estrategia para “colocar agenda” de los siete días ante la pasividad de los de enfrente, de todos, incluidos los expertos priistas—la participación es conjunta. Incluso, viene Vicente Fox y va a otros lugares, no a Cuernavaca. ¿Qué indica ello? Es como la presunta visita para el sábado de Enrique Peña Nieto a esta capital. ¿Hasta dónde influyen?

Es lo que hay que medir, porque si el PRI va arriba, incluso de acuerdo a los números que el propio PAN conoce –los fríos, serios, contundentes, que no admiten poses ni auto engaños-- tiene la capacidad de realizar un evento de contundencia que sepultaría intenciones y jugadas tipo “kamikaze” como lo observamos. Se juegan sus últimas cartas y, queda claro, no habrá escrúpulo ni miramientos económicos. Así que es responsabilidad de todos echarse un clavado en los programas sociales, en el manejo de los recursos oficiales, en que no aparezcan cárteles como el del agua de hace tres años, que las áreas susceptibles de dineros, sean moralmente selladas.

Porque sólo así se evita que se cometa El Gran Robo…

Si tienes algún comentario envía un correo a chinelo.guardian@gmail.com