domingo, 12 de julio de 2009

Los 17 ó 18 diputados del PRI

12 julio 09

Javier Jaramillo Frikas

Columna

Prohibido prohibir

                                          

         Se pregona desde siempre que México y los estados que lo componen somos un país de leyes no obstante prácticas que en el pasado fueron comunes por la estrechez y colaboración servil de los medios de comunicación, hoy es imposible burlar a la Constitución o hacer trapacerías seudo jurídicas. Si se hacen a un lado las interpretaciones y se aplica la ley, el Partido Revolucionario Institucional va a tener entre 17 ó 18 diputados locales en la siguiente legislatura. ¿Qué es sano o no? Eso habremos de preguntárselo a quienes emitieron sufragio el pasado 5 de julio. Los administradores de la justicia simplemente deben apegarse, como dicen los árbitros en el futbol, “al librito”, en este caso Librote que son las constituciones federal y local y sus respectivos códigos electorales.


         Esto lo redactamos pasado el mediodía del domingo 12, cuando el Instituto Estatal Electoral está a punto de tomar su decisión que, seguro no dejará satisfechos a todos, pasará al Tribunal Estatal Electoral y, quizá al TRIFE. Un caso inicial, importante y con la vista de todos para la trilogía que tanto hemos presumido en este espacio de ser no solamente de jóvenes morelenses sino de conocedores de la ley y capaces: Fernando Blumenkron, Hertino Aviles Alvabera y Oscar Añorve Millán. Su primera prueba que, seguro, la van a pasar sin escuchar una sola recomendación del poder, ya gubernamental, ya partidista. Oídos sordos, leyes a la vista.


         La semana que terminó este fue uno de los temas y observamos que predominó la desinformación y la contra información, en un solo objetivo: que Guillermo del Valle Reyes, todavía presidente del PRI, no llegue al Congreso Local. Es, a la vista de todos, adversario, enemigo o crítico constante del gobierno que encabeza Marco Adame. Se decía en los días pasados que se instrumentaban argucias legaloides acompañadas de una andanada mediática para evitar que el cuautlense logre su siguiente objetivo político. Pero en la dos y tres están Laura Ocampo Gutiérrez y Victor Samuel Palma César que, para gusto del que escribe, es uno de los políticos mejor y mayormente vertebrados en la entidad y que participa en la primera división de la política mexicana. El hecho que de chamaco se haya ido a estudiar y brillar en la academia y la administración pública, no le quita sus raíces de paisano. No lo terminan por conocer en Morelos pero sabemos lo que decimos porque lo vimos, niño de 10,11 años,  hace más de 40 años cargando cartones de la Corona, empresa de la cual su padre, el admirado, trabajador y en activo don Victor Palma era el gerente.


         No es si Palma necesita o no ser diputado puesto que, de todos, es el que mejor relación tiene en el PRI nacional. Volvería a ser delegado, manejaría alaguna fundación. No. El tema es que si existe en la ley la posibilidad, deben agotarla. La conformación del PRI en el Congreso y en el Estado con los Ayuntamientos es una realidad. Otra los rescoldos que quedan entre el priismo de siempre por la actuación de sus dos últimos presidentes y otro hecho: el PRI “no pintó” más que en la nota roja en los últimos ocho años. El fenómeno tricolor sorprendió hasta a los analistas más conservadores. Aquí, en este espacio no tuvimos duda del caso Cuernavaca, de la victoria de Manuel Martínez Garrigós por varias razones: la voz de la calle eras multitudinaria: no al PAN y no a Sergio Alvarez Mata. Como buen jugador que es el que redacta desde sus orígenes en el mercado ALM, no se han presentado los blanquiazules con los que cruzamos todo tipo de apuestas, que se hicieron con burla de su parte. No se nos quieren atravesar y, aprovechamos para hacerlo público: ahí muere, se cancela la operación con cada uno de ellos. Volvemos al tema.


         Tan sencillo de entender que van a entrar los tres como complicado que lo explique un simple informador. Recibimos preciso parte del recurso que ha interpuesto el PRI estatal y sobre todo el nacional que ha enviado a gente con experiencia (porque, afirman, no van a regalar nada a pesar de su contundente victoria en Morelos) por la razón simple que lo ganaron legalmente. El asunto de los plurinominales ha tenido un manejo perverso, con cada quien haciendo sus cuentas, pero desde el gobierno estatal han alentado la idea que el PRI no puede meter ninguno, lo que ha  permeado incluso entre priistas que todavía no pierden el sabor de la victoria, pero si la vista de la realidad político—electoral. La explicación que un ex senador, abogado del PRI nacional, nos daba el sábado era clara y lapidaria: legalmente no existe forma que les nieguen el registro a los tres primeros en la lista plurinominal. Y hablamos de 17-18 porque Tadeo Espinoza, en Cuautla, disputa voto a voto con el PRD un distrito.


          Queda claro que con el PRI de hace un año o seis meses, no ganaban gran cosa. Sabemos que salieron los priistas que castigaron a su partido hace 12, 9,6 y 3 años, que se agotaron pronto de las nuevas condiciones. También que surgieron jóvenes que deben ser la nueva cara del priismo, que los viejos militantes simplemente orienten. Imposible que al PRI de hoy lo manejen en mandos intermedios y de arriba, los de siempre. Es una nueva era, Morelos se pintó de tricolor pero en tres años puede palidecer.


         En el Instituto Estatal Electoral, abogados de todas las partes –porque también entran los partidos pequeños que quieren su parte en la segunda ronda de la revisión y hasta en la tercera, están en este momento –las 14 con 40 minutos del domingo 12—libran su batalla, legal totalmente,  con seguros intentos políticos y es justo colocar los ojos sobre los consejeros, después en los magistrados electorales del Estado y, al final en el TRIFE. Va a ir más allá del IEE por lo que representa en poder. Y una cosa si exigimos: que la explicación de la autoridad electoral sea clara y concisa, sin tanta bifurcación técnica, pero claramente legal.


         Otro tema son los ajustes del PRI, ya vueltos a la realidad tras la sorpresa –que a su mayoría puso al borde del espasmo, nunca lo esperaron dibujado así--, la retrospectiva a lo que hicieron en todos estos años de ostracismo, quiénes son los responsables y reajustar sus filas. Es su oportunidad histórica y lo deben hacer con cuidado, porque carnicerías como las desatadas en el pasado reciente, los regresaría a la tristeza, frustración y abandono de los últimos 12 años. Ellos lo deben arreglar, si lo hacen con política, qué bueno, si recurren a “yo soy aquel”, lo ganado se irá a la cañería.


         Mientras, hay que seguir el curso de las plurinominales, lo que dicen las leyes y como actúen los hombres que las dictan.


Si tienes algún comentario o denuncia envía un correo a chinelo.guardian@gmail.com