lunes, 30 de noviembre de 2009

Pedro Luis


Becerril
30 noviembre 09
Javier Jaramillo Frikas
Columna
Prohibido Prohibir

         Hoy el espacio es obligado al tema del procurador Pedro Luis Benítez Velez, un morelense, abogado, que durante varios días fue tema en medios políticos, sociales y de comunicación. Puntualizado lo que expresó tras su comparecencia frente a una comisión legislativa, subrayadas sus palabras en una entrevista con reporteros en varios sentidos, sobran adjetivos y afectos. Primero un tratado internacional, luego un artículo de ley y un fragmento del último discurso de Koffi Annan, secretario general de la Organización de Nacio0nes Unidas (ONU) y luego un mensaje que el magistrado presidente del Tribunal Estatal Electoral hizo llegar al propio Pedro Luis Benítez Velez. Ese es el menú de hoy.             

*Tratado 20 Diciembre 1993. ONU.- Eliminación de la violencia contra la mujer: Declaración General:... Relaciones de poder históricamente desiguales entre el hombre y la mujer (sexto párrafo)

*Ley de Prevención y Asistencia contra la Violencia Intrafamiliar de Morelos.- 20 de enero 1999
Art.-15.- La atención a quienes incurran en actos de violencia intrafamiliar se basara en modelos psicoterapéuticos,reeducativos o ambos, tendientes a disminuir, y de ser posible erradicar las conductas de violencia.

*Mensaje secretario de la ONU en Nueva York 25 de Noviembre 2009.- Día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer:...Debemos hacer frente a las causas de la violencia mediante la erradicación de la discriminación y el cambio de las mentalidades que se perpetúan.


                                      Becerril y el Procurador

*Este artículo fue publicado el 30 de noviembre en Diario de Morelos

 FUNDACIÓN COLOSIO MORELOS, A.C.
Cuernavaca, Morelos 30 de noviembre de 2009
Perspectiva: PRI: La disculpa o cuando las instituciones funcionan

Rodolfo Becerril Straffon


En mi entrega de la semana pasada comenté que el procurador Pedro Luís Benítez además de ser buen abogado, es una persona inteligente. El desplegado emitido por la procuraduría que apareció en días pasados pone de manifiesto lo anterior. En él se reproduce textualmente la entrevista que provocó los comentarios adversos en contra de su persona tanto en la prensa local como nacional y que motivo un punto de acuerdo del congreso del estado conminándolo a disculparse por las ofensas que, a juzgar por varias interpretaciones, la mía inclusive, les había infringido a las mujeres. La vasta aclaración pública incluida en el desplegado citado, además de ser útil para poner en contexto el dicho del procurador, se esté de acuerdo o no con él, revalora varias cosas. En primer término que lo que se discute y aprueba en el congreso sí tiene sentido. El hecho no es menor. Usualmente la muy criticada tarea parlamentaria no tiene eco y se menosprecia. En esta ocasión sí lo tuvo. Por otro lado, la persona señalada en el punto de acuerdo, es decir el procurador, reaccionó con prontitud y sencillez, de alguna manera reconociendo lo que yo llamé tropiezo. Más allá del gesto, que se agradece y reconoce, y más allá de las interpretaciones, en esta ocasión el contrapeso al ejecutivo que debe ser la representación popular funcionó. Ello no deja de ser un pequeño bálsamo en el árido entorno. Cuantas veces el funcionario público hace oídos sordos a lo que se dice en la calle o se discute en el congreso, cuantas veces queda sin respuesta un reclamo ciudadano, o una alerta o crítica de un periodista responsable. En los congresos locales se legisla relativamente mucho, poco o nada, dado que nuestro sistema federal es, valga la paradoja, muy centralizado y la legislación federal se come a la de las entidades. En otras palabras, el constitucionalismo local acusa ciertos límites. De ahí que mucha de la tarea descanse en el debate político que parcialmente se expresa en los llamados puntos de acuerdo. A veces se abusa de ellos. En esta ocasión, el congreso reaccionó oportunamente y obtuvo respuesta y no necesariamente defensiva como ocurre con frecuencia. Piénsese en la frívola respuesta del secretario de desarrollo social de la federación que ante las críticas del premio nobel contestó: que se ponga a leer. Volviendo al tema, hay que aplaudir la resolución del congreso y la respuesta del procurador. Esa tónica civilizatoria debe perdurar. Cuando un diputado, o un cuerpo legislativo, se convierten efectivamente en la voz de los que no tienen voz para expresar una queja, debe haber respuestas comedidas y puntales de la autoridad.
Pasando a otro tema, no deja de ser trágico que el famoso Rafael Acosta “Juanito” regrese en él DF a la delegación que jurídicamente gobierna aunque no haya tomado posesión todavía. Menudo problema tendrá el Jefe de Gobierno del Distrito Federal y la asamblea legislativa para dirimir el conflicto. El delegado ha sido acusado ya por la señora Clara Brugada de carecer de facultades mentales para encabezar y ostentar un cargo público. Las mangas del chaleco del conocido noticiario televiso tendrán para rato con los desaguisados que este tema va a generar. El folklore nuevamente empaña nuestra precaria vida democrática.

                                      Correo del Magistrado Blumenkron a Benítez

Distinguido licenciado Benítez Vélez:

Considero que no era procedente una disculpa pública de su parte acerca del tema que menciona en el documento que me fue enviado por este medio. No obstante, me parece que la aclaración que tan puntualmente hace  del término "provocación" y el sentido que le da usted a esta palabra en sus respuestas a los periodistas, no debe dejar lugar a dudas de su vocación como servidor público encargado de temas tan sensibles en nuestro Estado. Debo decirle que en mi experiencia en la procuración de justicia, tanto a nivel local como nacional -le comparto que durante mi paso por la PGR, conocí muy de cerca los asuntos de los homicidios de mujeres en Ciudad Juárez-, nunca un Procurador de Justicia se había expresado con tanta claridad acerca del término feminicidio, por ejemplo; o se había referido a la conducta que deben asumir las mujeres que se encuentran en riesgo de ser maltratadas por sus parejas, para evitar precisamente hechos lamentables. No dude, señor Procurador, que hizo lo correcto.

Con afecto, respeto y solidaridad,
Fernando Blumenkron.


Si tienes algún comentario o denuncia envía un correo a chinelo.guardian@gmail.com