lunes, 12 de octubre de 2009

Columna de todos...


El más Querido…
12 octubre 09
Javier Jaramillo Frikas 
Columna (de todos)
Prohibido Prohibir

                            Bien querido El Ney…

         Da gusto el cariño que muchos le tuvimos a Jorge Núñez Suástegui “El Ney” y se manifiesta en columnas periodísticas importantes como la del maestro Pepe Pérez Durán (que sin su permiso la vamos a plagiar este día porque hace un perfil emotivo de nuestro mutuo amigo), de otro entrañable colega, Hugo Calderón Castañeda, que vía telefónica hablamos del hijo del Guachi –con quien el Calcas estudió la primaria—y del licenciado José Martínez Garrigós, joven y talentoso cuernavacense que compartieron con tantos más al tremendo trovador que se nos adelantó. Hemos recordado centenas de vivencias en tantos años de bohemia y aventuras, pero hoy el espacio es de gente que lo sigue queriendo.

                           El Ney

Escrito por José Manuel Pérez Durán, el 12-10-2009



Acompañado de una dama de buen ver, el noctámbulo pidió la canción Novia mía. “¿Cuál de las dos?”, preguntó El Ney. El hombre se sacó de onda y ella puso cara contrariada. “Sí”, les explicó, “porque hay dos, la de Zacarías Ferreira que dice: ‘esta novia mía, será mi tormento de noche y de día, no sé lo que siento; cara tan bonita, cara tan bonita será mi tormento...’,  y la de José Antonio Méndez que dice: ‘novia mía, desde el primer y fiel abrazo, se hundió por siempre en el ocaso mi negra y cruel melancolía...’ ”.
El Ney era así, ocurrente, simpático, cuernavacense de pura cepa, hecho y creado en el barrio de Zarco, nacido el 6 de enero de 1951, vivió en la vecindad de Heberto Salazar. El Ney, que le cantó a dos generaciones de cuernavacos,  legítimamente debió sentirse “una persona que trova o compone versos; un rapsoda, un vate, un juglar, un trovero”. Quienes lo conocieron y trataron no dejarán mentir al columnista. Escuchándolo cantar, El Ney hacía recordar esta definición de Wikipedia, la enciclopedia libre: “…Los trovadores expresaban sus sentimientos a través de la composición denominada ‘canción’. Su tema principal, y casi exclusivo, era el amor: el amor cortés que participaba de los aspectos sociales y espirituales de la época medieval. Así, el amor tiene el mismo significado que en la época actual, pero también tiene un significado añadido: el de alianza (pacto, favor), es decir, el trovador intentará conseguir a través de su relación algún tipo de trato beneficioso en el aspecto material. También hay que tener presente el adjetivo ‘cortés’. Cortesía es el término que designa la conducta y la posición del hombre que vive en la corte y que, por una educación especial, se convierte en modelo del ideal humano de refinamiento y valores espirituales. El trovador, como personaje cortesano, participaba de estas características que, entre otras, son la lealtad, la generosidad, la valentía, el trato elegante, etc. Ampliando estas dos ideas (amor y cortesía), hay que constatar que las relaciones jurídicas feudales se utilizan en la canción) porque la mujer está casada, ya que sólo así consigue categoría jurídica (…) a menudo se habla de midons (‘mi señor’) y el trovador se define a sí mismo como om/hom (…) De esta forma se reproduce la situación propia del vasallazgo (…) Muchas veces se establece una doble relación amorosa y social. Es decir, no se busca únicamente la consecución del amor sino una relación en que la dama, directamente o intercediendo por él, pueda concederle valores materiales. Sea como sea, la dama suele ser inaccesible y el trovador tendrá que hacer méritos para ponderar las virtudes de la dama y la perfección de su amor para conseguir así el premio (…) En este proceso se encuentran una serie de conceptos importantes, propios de una educación cortesana, como puedes ser la generosidad moral frente a la avaricia. Un término utilizado con bastante frecuencia es el de Joi-terme de difícil traducción, que se corresponde con una especie de alegría, de exaltación interior, asociada a menudo con la primavera o a la presencia o el recuerdo de la dama…”. Integrante de aquella generación a la cual le dio por la trova peñera, El Ney cantó desde niño y muy joven formó parte de la Estudiantina Minerva, fue fundador de la organización Folklor 4 e integrante del grupo Huitzilitzin. La anécdota del inicio de este texto pudo haber ocurrido en el desaparecido bar Los Vikingos de la Parrilla Danesa, donde El Ney nos deleitó con sus canciones y sus bromas durante meses o años. Sin abandonar jamás la música, Jorge Núñez Suástegui, El Ney, murió a las 9.15 de la noche del sábado, víctima de una neumonía. Llevado al velatorio del Parque de la Paz, a poco empezaron a llegar amigos y conocidos. Bajaron de colonias populares y fraccionamientos residenciales. Tantos lo apreciaron, entre otros, Manuel Martínez Garrigós, más que en su carácter de alcalde electo como gente de Cuernavaca, simplemente. Descanse en paz… ME LEEN MAÑANA.


                    Del Hugo Calderón, el de los Fogonazos


JAVIER, TE MANDO ESTAS LINEAS EN RECUERDO DE NUESTRO CUATE NEY.

"La muerte es la libertad absoluta". Amado Nervo.

YA NO NOS VIMOS
Hugo Calderón Castañeda
Chin, una vez más se nos adelantó un buen amigo...

Hablamos el pasado jueves 1 de octubre. Ya era de tarde. Jorge Núñez Suástegui, mejor conocido como "El Ney", nos contestó el teléfono, amable, contento, de buen humor, como siempre lo hacía. Dos tres frases al vesré, y quedamos en vernos pronto. Sí, claro, el 12 "ya ves que ese día es el del cacahuate", dijo entre risas, antes de despedirnos.
"A webo", le dijimos, como remate. Nos comentó antes, que nos iba a enseñar, "unas fotos chingonas" de Cuernavaca, de algunos cuates del barrio. Y nos pidió también: Cabrón, ya enseñáme la foto de cuando estábamos en la primaria, en tercero, con la maestra Toña. Sí, aquí la tengo, le dije: Estás atrás de mí, junto con Memo Pineda.
Esa foto, ya la habíamos comentado meses antes, en este mismo 2009. Primero, en los patios de lo que fuera el Hotel Papagayo, ahora convertido en la sede del Ayuntamiento de Cuernavaca, mientras Ney esperaba al regidor Juan Jaramillo, otro cuate del barrio de Zarco, militante del PRI.
Hace algunas semanas, volvimos a hablar de la foto, tomada en el año de 1960, en el patio de la escuela primaria "Benito Juárez". Fue al salir de una "misa de difuntos", en la iglesia de Amatitlán.
Otra vez, cascada de recuerdos. Del barrio torero de Amatitlán. De la cantina de Cruz Portugal, que en su fachada estaba tapizada con botes de cerveza Tecate. De una que otra "dape" con "Piteco", con Pepe Ayala, de algunas casas, como la de Oscar Damián, de la vecindad del Pájaro, de los Charros, de Zarco, de Salazar.
Obviamente, de algunos músicos del centro, de su compadre Adolfo... Y de que mejor ya vámonos, porque ya se hizo de noche y ya quieren cerrar la iglesia. Y ya sabes, la próxima que nos miremos, por lo menos nos echamos "la de rigo" ¿no? Sí, pero no como antes, porque eso de amanecerse, a nuestros años ya no es tan bueno. Fueron memorables las parrandas con Jorge "El Ney".
Y el jueves 1 de octubre, quedamos en que si no nos veíamos el viernes o sábado, para comentar ahora el futbol, el de "la verde", el equipo de Aguirre, pues de plano mejor sería "el 12", sí, en lo de Javier. Ya ves que el cacahuate festeja bien, y allí podremos seguir el cotorreo, chido y sabroso. "A webo", está bien mi Ney. En eso quedamos, sale... un abrazo. Adiós.
Ya no nos vimos, porque la guitarra de Ney, de Jorge, calló para siempre... El Ney murió el pasado sábado 10. Ayer domingo, fue sepultado. Descanse en paz. 


                          El buen José Martínez Garrigós

Mi Javier,

No cabe duda que el NEY, era una excelente persona, mi más sentido pésame a su familia y desde luego a ti, que fue tu BROTHER, fíjate que yo tengo un excelente recuerdo del NEY, justo cuando MMG  gano la interna de su segunda candidatura, el NEY, espontáneo, simpático y con mucho talento, saco su lira y entre bromas y excelsas interpretaciones, canto. Y siempre en un ambiente de respeto, dedicó y lanzó sendas bromas a los presentes, a mi me pidió que escogiera una canción y yo le pedí la de TATUAJES y por lo que veo en tu entrañable y excelsa columna, las personas como tu, que mas lo trataron, a mi forma de ver, lo llevaran tatuado por siempre. Se van las almas, pero se quedan los amigos, las vivencias y desde luego los recuerdos. No te preocupes mi Javier, el NEY, no se ha ido, aquí esta en la historia presente de los que orgullosamente, somos de Cuernavaca, no me gusta pensar en la muerte, mas bien agradecerle al NEY, que esta en mi casa de la Av. Morelos y que de pronto con su música y con su fina simpatía, canta, para hacernos olvidar por un instante de festejo, que otra osadía de MMG, por el bien de Cuernavaca apenas empezaba. Los resultados de esa elección, no fueron los mejores, sin embargo, no cabe duda de que esa noche de efímero festejo y conocer al NEY, fue de las mejores vivencias de aquella tortuosa campana.

MI JAVIER. El NEY ESTA AQUI EN ZARCO, CONTIGO, COMO AYER COMO HOY Y COMO SIEMPRE.

Además era conocedor y profeta. Siempre creyó y estuvo con mi carnal. Se le agradece.

Mi Javier, un abrazo a ti y al GRAN NEY. Que su ejemplo viva, que sus ideas, talento y simpatía, perduren por siempre en nuestra querida, pero hoy olvidada, Cuernavaca.




Si tienes algún comentario o denuncia envía un correo a chinelo.guardian@gmail.com