jueves, 8 de octubre de 2009

Dicen que el “ese” avisa…


Más
8/9/9
Javier Jaramillo Frikas
Columna
Prohibido Prohibir


         El siguiente texto nos lo hace llegar un hombre que se identifica como “Obrero Parlamentario” que dice conocer a fondo los manejos internos del Congreso Local desde hace varias legislaturas. Nos llegó hace seis días, cuatro antes de los sucesos del martes y lo guardamos. Se identificó plenamente con el responsable de este espacio y solicitó se reservara su identidad con un argumento válido: “soy padre de una familia numerosa y vivo de mis ingresos”. Se considera apartidista “porque he mirado de cerca las ambiciones de políticos que han pasado por aquí y he conocido de todo…hasta buena gente”. Como que nuestro remitente sabía que algo sucedía en áreas administrativas y si no lean lo siguiente, por favor:
         “Sr. Jaramillo:
         Lo conozco hace muchos años y recurro a su espacio de Prohibido Prohibir para compartir informaciones que podrían darse; se trata que no exista impunidad. Soy un obrero legislativo, que ha visto pasar innumerables personajes, la mayoría de ellos para el olvido, pero pocas con buenos fines. Aunque no debe sorprenderme, es esta legislatura la que más accidentada ha iniciado y sobran los motivos; uno de ellos es el Sr. Guillermo del Valle, convertido en dueño de vidas tanto de diputados como de empleados del Poder Legislativo. Resulta increíble lo que hace. Ordena al Dr. Ramírez Saldívar  y se mete en la oficina de la tesorera Sugeyli a revisar todo.
         Sr. Jaramillo: mucho me temo que están distrayendo recursos, porque es un secreto a voces que el Sr. Del Valle “compró conciencias” de varios diputados de su partido y de oposición, todo ello con cargo a la secretarías de Finanzas. No se tiene forma de probarlo porque pondríamos en riesgo nuestro empleo, pero al tiempo se conocerán los abusos. Son tan claros que compañeros del área de finanzas están preocupados por que no los vayan a involucrar en caso que haya algún desfalco. El diputado Julio Espín hace lo que su jefe Del Valle le ordena, es su empleado, así lo vemos los empleados de confianza. Se siente mala vibra aquí, el ambiente es tenso, de desconfianza. He sido testigo de legislaturas, son muchas y jamás me tocó tanto alboroto y desorden. Soy padre de numerosa familia y vivo de mis ingresos, por lo que le pido cuide mis datos. Me animé a enviarle este e-mail porque es necesario se ponga atención con los dineros que el pueblo otorga al Poder legislativo, porque en la revuelta muchas cosas pueden pasar. Si Usted considera oportuno poner en su columna esta información, hágalo, solo le reitero mi petición: cuídeme, porque hay mucha gente extraña, no son empleados y estos señores, se les nota, pueden hacer cosas malas”.
         Y claro que lo cuidamos. El columnista se manifiesta arrepentido de no darle entrada a este correo de inmediato y entran “los hubiera” o los “a lo mejor” que podríamos hacer hasta de corridito tras leer las notas en todos los periódicos, escucharlo y verlo en noticieros, del principio del recuento de los daños tras la revuelta legislativa. Lo trascendente: la “desaparición” de supuestos 500 mil pesos o de Cinco Millones de Pesos. Será cuestión de ceros lo que arrojen las investigaciones si es que las hacen. Tenemos presente cuando Rabindranath Salazar Solorio, diputado del PRD, presidente de la Comisión de Hacienda, dijo al pleno: “Tengo conocimiento que en la secretaría de Finanzas se resisten a entregar la oficina”, o algo parecido. Luego la legisladora del PT, Tania Valentina Rodríguez se sumó para solicitar que una comisión de diputados acudiera al lugar para enterarse qué sucedía.
         Queda claro que se opuso resistencia porque algo irregular existía y lo menos que podían hacer era “pleito ratero”, llamarse los robados, sorprendidos, atacados. Efectivamente, la aplicación del grito popular aquel de “¡Al ladrón! ¡Al ladrón!” y quienes gritaban eran precisamente los rateros. Síntesis de la misma nota hecha por colegas en sus diarios dan cuenta de lo último:


LA JORNADA MORELOS
 (José Luis Garcitapia).- El presunto robo de 500 mil pesos en efectivo, de la Secretaría de Administración y Finanzas, y la amenaza de que sería tomado el Congreso de Morelos por priístas afines a Guillermo del Valle Reyes, obligaron ayer a reforzar la seguridad interna y externa del inmueble que alberga al Poder Legislativo.  Personal de vigilancia interna, así como 100 elementos del grupo antimotines de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, reforzaron las medidas de protección dentro y fuera del recinto de Matamoros. Se restringió el acceso exclusivamente a diputados, asesores, colaboradores, acompañantes y representantes de los medios de comunicación. El “filtro” implicó cuestionar al público sobre el motivo de su visita al Congreso local, si tenía o no cita con alguno de los diputados y redoblar la vigilancia en torno a la Secretaría de Administración y Finanzas. Según el personal de seguridad interna del Congreso local, Zugeyli Cabrera Flores, tras su destitución del cargo en la mencionada dependencia, denunció la desaparición de medio millón de pesos al presidente de la Junta Política y de Gobierno, Julio Espín Navarrete. La versión se extendió por la Cámara de Diputados, pero personal de la Secretaría de Administración y elementos de vigilancia interna desmintieron que la sustracción de dinero, documentos u otros materiales de la dependencia, ya que el cambio de titular implicó sustituir las cerraduras de las rejas de acceso y la presencia de vigilantes y policías. Un empleado de seguridad señaló que Cabrera Flores debía explicar por qué “había tanto dinero en su oficina, si la mayoría de los pagos se hacen a través de cheques y depósitos bancarios”. Lamentó que “en su pleito”, se pretenda poner en duda la honorabilidad de “quienes tenemos años trabajando aquí”. De acuerdo con versiones de diputados contrarios a Guillermo del Valle Reyes, la supuesta denuncia de robo de 500 mil pesos en efectivo de la secretaría de Administración y Finanzas del Congreso, es “una cortina de humo” para encubrir el “verdadero faltante”, que sería de unos cinco millones de pesos, recursos que no se ejercieron pues no se pagó a los diputados del PRI que apoyaron a Jorge Arizmendi García, así como a su personal. De última hora se conoció que el Comité de Vigilancia y la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública iniciarían una auditoría a la brevedad para conocer de irregularidades y posibles desfalcos, durante el tiempo en el que Zugeyli Cabrera Flores estuvo al frente de la instancia.

El Regional.-- Desaparecen 500 mil pesos en el Congreso (Minerva Delgado).- Un día después de que el pleno de legisladores determinó remover a los titulares de la secretaría general, de Asuntos Legislativos y de Administración y Finanzas, misteriosamente “desapareció” medio millón de pesos en efectivo de las oficinas de la secretaría de Administración y Finanzas del Congreso del estado, que hasta el martes encabezaba Zugeyli Cabrera Flores. La diputada por el PT, Tania Valentina Rodríguez  confirmó que ayer por la mañana la depuesta funcionaria Zugeyli Cabrera  llegó hasta las oficinas que venía ocupando  acompañada de sus abogados, argumentando que en el interior había dejado medio millón de pesos de pesos en efectivo. Sin embargo, al ingresar al lugar  el dinero simplemente ya no estaba en el cajón del escritorio donde la ex funcionaria aseguró lo había dejado un día antes, es decir el martes, cuando el pleno del Congreso tomó la decisión de removerla del encargo. Ayer mismo la presidencia del Congreso requirió la presencia de la notaria pública Marinela Gándara, a efecto de que diera fe de las condiciones en las que se encontraban las oficinas que venía ocupando Cabrera, quien ayer argumentó que las chapas de esa oficina habían sido violadas. Al respecto la legisladora Tania Valentina Rodríguez explicó que el dinero “desaparecido”  es parte del presupuesto del poder Legislativo correspondiente al ejercicio fiscal de 2009. Ayer por la tarde, los líderes de las bancadas acordaron presentar el día de hoy  jueves una denuncia penal contra quien resulte responsable,  tras la “misteriosa” desaparición del dinero, y que hasta ahora se desconoce el por qué tal cantidad había sido retirada de las cuentas bancarias del poder Legislativo. Cabe agregar que ayer  el presidente del Congreso  Othón Sánchez Vela solicitó la presencia de aproximadamente veinte elementos de la policía estatal, a fin de que  resguardaran  el recinto legislativo, y evitar así la sustracción de documentos oficiales del recinto. Inclusive el nuevo secretario general de la Cámara, Tomás Osorio Avilés, giró una circular a los empleados del Congreso, en la que establece la prohibición  de entregar cualquier documento a los servidores públicos que el Congreso del estado removió el pasado día martes, seis de octubre, es decir a Guillermo del Valle Reyes, Armando Ramírez Saldívar y Zugeyli Cabrera Flores.

Sol de Cuernavaca.-- Auditan finanzas del Congreso por desfalco (Alberto Millán).- El Comité de Vigilancia del Congreso del Estado inició una investigación a las finanzas del Poder Legislativo, correspondiente al mes de septiembre, mes en el que estuvo operando Guillermo del Valle Reyes, ante el escándalo surgido ayer sobre un presunto robo de 500 mil pesos denunciado por la depuesta secretaria de Finanzas Zugeyli Cabrera Flores. El escándalo inició desde el martes pasado, en los momentos en que Zugeyli Cabrera se resistió a dejar las oficinas, una vez de ser cesada del cargo por la asamblea legislativa. La ex funcionaria tuvo que salir a la fuerza. Sin embargo, hoy fue citada para que entregara toda la documentación y las llaves del área de Finanzas y Contabilidad del Congreso local. Zugeyli Cabrera llegó acompañada de un notario público, para que diera fin de la entrega de toda la documentación. Empero, cuando abrió su oficina, de inmediato se dio cuenta que le habían robado 500 mil pesos en efectivo, cantidad que dijo, le fue solicitada por el diputado Julio Espín Navarrete. El notario que la acompañaba se tuvo que retirar del lugar y no prestarse al "juego", tras asegurar que el no podría dar fe del robo de dichos recursos, porque no estaba forzada la cerradura de la puerta y no había nada anormal. Cabe Destacar que el presunto robo se da en medio del conflicto al interior del Congreso del Estado, debido a que este martes un bloque de 20 legisladores decidieron remover a Guillermo del Valle Reyes, como secretario general del Congreso del Estado, a Armando Ramírez Saldivar, como secretario de Asuntos Legislativos y Parlamentarios, así como a Zugeyli Cabrera Flores. Al término de una rueda de prensa ayer, el presidente de la Junta Política y de Gobierno, Julio Espín Navarrete, confirmó que recibió una llamada de la ex encargada de las finanzas en la Cámara de Diputados, Zugeyli Cabrera, quien le confesó que robaron el contenido de la caja fuerte. Ante ello, el Comité de Vigilancia en el Congreso del Estado, que es el encargado de revisar el gasto de la Cámara de Diputados, desde ayer tomó cartas en el asunto, pues se presume que no se trata de un robo, sino de un desfalco a las arcas, que se intenta cubrir con un falso robo. De hecho, ordenó realizar una auditoría financiera sobre los gastos y el manejo de recursos realizados durante todo el mes de septiembre, para detectar qué pasó con esos 500 mil pesos. Además, de que revisarán las pólizas de los cheques que haya firmado el ex secretario general del Congreso, Guillermo del Valle Reyes a quienes los diputados le otorgaron esa excesiva facultad.

                                               ¿Tanto amor?

Julio Espín Navarrete, diputado del PRI, dio a conocer a través de una conferencia de prensa la expulsión del diputado Jorge Arizmendi García, así como la de Amado Orihuela Trejo, y Fernando Martínez Cué. Explicó que esto se dio porque el día de la instalación de la Cámara, cuando se constituyó el grupo 13 diputados votaron a favor de Julio Espín Navarrete para que fuera el coordinador parlamentario y Amado Orihuela y Fernando Martínez Cué no votaron a favor ni en contra por lo que comentó que no forman parte del grupo parlamentario.

         De nuevo el columnista: tanto amor, gratitud, cariño, lealtad, conmueven y retratan a Don Julio como una persona de valores. Pero en la cosa pública no pueden anteponerse este tipo de condiciones sentimentalistas. Si tanto lo quiere el ixtleco, lanzamos al aire dos sugerencias:
        1.- Que Guillermo reciba, íntegro, salario, dietas y viáticos de Espín Navarrete,o…
        2.- Que se lo lleve a su casa.


Si tienes algún comentario o denuncia envía un correo a chinelo.guardian@gmail.com o comenta directamente en este post.