jueves, 1 de abril de 2010

¡Paran la madriza!

Desde algunos meses el edil de Cuernavaca, Manuel Martínez Garrigós, decidió bajar su millonaria pauta publicitaria en el Diario de Morelos y esta decisión de inmediato se vio reflejada en dicha publicación. Los primeros golpes contra MMG fueron con poca fuerza para ver si reaccionaba, pero conforme fue pasando el tiempo cobraron más fuerza y de esta manera el lunes 22 de marzo el Diario soltó el primer gancho al higado...

Recursos tipográficos sensacionalistas similares a los del Extra,
 que finalmente es diseñado por el mismo equipo.

Después de esto, MMG decidió retirar de manera definitiva la publicidad en el Diario de Morelos y cerrarle las puertas a dicho medio. Como respuesta el Diario publicó el hallazgo de los camiones de basura, su emplacamiento ilegal, la demanda de PASA y antier hasta parecía una edición dedicada a Martínez Garrigós, en la que Adame en cierta forma estaba relegado a pequeños espacios. Sin embargo, el día de ayer las cosas fueron distintas y se detuvieron un poco los ataques, pero también apareció publicidad del Festival Cuerna, con lo cual el Ayuntamiento rompió su sequía de publicidad en el Diario.

Ahí les va media plana, 
pero ya no nos den tan duro

El día de hoy volvió a salir la misma publicidad, pero también se habló del tema del Ayuntamiento, aunque con un tratamiento más ligero. Es posible que en estos momentos la gente de MMG y la de Grupo Braca estén negociando para que todos "ganen". Sí bien, ayer paró la madriza, el día de hoy se hizo un nuevo recordatorio para que el gobierno de Cuernavaca invierta, pero en serio. 


En la portada de DDM demandado 
y en la de Círculo M festejando.

Para concluir me gustaría comentar que me parece interesante el estado de confrontación entre el Ayuntamiento y el Diario. Sin embargo, los errores del joven edil han hecho de esta batalla una verdadera masacre en su contra, que la hacen insostenible para sus aspiraciones políticas. Es por ello, que es probable que pronto acabe por dar su brazo a torcer. Lo ideal hubiera sido que la actuación de Garrigós no le hubiese dado tanto de que hablar al Diario y que pudiera haber una independencia entre el medio de comunicación y el Ayuntamiento, pero parece ser que eso es una utopía en la política mexicana. 


El día de hoy las críticas fueron más ligeras
y con un toque de humor.

Si tienes algún comentario o denuncia envía un correo a chinelo.guardian@gmail.com o comenta directamente en este post.