sábado, 29 de agosto de 2009

Cambio de rumbo

Hace unas semanas me llegó el rumor de que se avecinaban cambios en el Gabinete de Marco Adame Castillo y los que más sonaban para dejar su cargo eran los titulares de educación, turismo y desarrollo económico. Los pronósticos no fueron del todo certeros y días después sólo se confirmaría la salida de Marcos Manuel Suárez Gerard de la Secretaría de Turismo, y junto con él la de Francisco Rodríguez Montero de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, y por último la del controvertido Javier López Sánchez, que era considerado por algunos una especie de Vicegobernador. 

Para sustituir a dichos personajes llegarían Hugo Salgado Castañeda (SECTUR), Demetrio Román (SEDUOP) y Óscar Sergio Hernández Benítez como Coordinador de Asesores y Carlos Tercero Solís como Coordinador de Comunicación Social, dividiendo entre estos dos últimos las responsabilidades que ostentaba Javier López. Días más tarde se anunciaría la llegada de Bernardo Pastrana a la SEDAGRO.

Quien seguramente ha tenido un respiro es José Luis Rodríguez de la SEP, ya que a pesar de los pronósticos ha librado este primer recorte. Sin embargo, sabemos que esto no le dará tranquilidad, ya que el conflicto magisterial y la petición de su cabeza por parte del Presidente del PRI en Morelos, Guillermo del Valle lo dejan en la cuerda floja. Por otra parte, sí hubo quien pagara los platos rotos en el sector educativo, ya que Aroldo Aguirre Wences del IEBEM que fue cesado de su cargo y será sustituido por Felipe Sedano. 

En la Secretaría de Turismo, el ex-priista Hugo Salgado llegó muy sácale punta y comentó que le impresionaba la nula promoción turística del Estado, lo cual puede ser una buena señal de que habrá un mayor compromiso en esta importante área de desarrollo para Morelos. En la Coordinación de Asesores veremos que desempeño tiene Óscar Sergio Hernández que se ha caracterizado por ser un político de dudosas prácticas y en la Coordinación de Comunicación Social esperemos que mínimo Carlos Tercero sepa comunicarse a diferencia de su antecesor.

Todos estos cambios muestran que hasta el momento el presente Gobierno ha fracasado en diversos ámbitos, pero también son una señal de que se tiene la noción de que se necesita mejorar. La salida de Javier López es un tanto sorpresiva, ya que si bien había sido muy criticado en los últimos meses, era uno de los hombres de confianza de Adame y hasta se decía que tenía más poder que él. El Gobierno de Morelos se encuentra en un momento clave en el cual debe cambiar de imagen y eso no sólo se logra quitándose el bigote, sino con mucho trabajo y sobre todo con hechos. En lo que resta del sexenio el mandatario morelense deberá de enmendar sus errores y buscar dejar un buen sabor de boca si es que conserva sus aspiraciones políticas. 

Si tienes algún comentario o denuncia envía un correo a chinelo.guardian@gmail.com