martes, 25 de agosto de 2009

Cómo opacar un acto importante

Universiada

25 agosto 09

Javier Jaramillo Frikas

Columna


         Siempre al tanto de la defensa de los ciudadanos, la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos que encabeza José Martínez Cruz y Juliana García Quintanilla, dan a conocer las acciones de militares y policías federales durante el evento de la inauguración de la Universiada Nacional que se desarrolla en Morelos. Como siempre, hubo abusos de los uniformados y también de “Los Hombres de Negro” como certeramente los ubica el reportero de La Jornada Morelos, Manuel Fuentes Galicia, que saca la cara por el gremio cuando, como se ha hecho costumbre, los eventos oficiales se centran en dar a conocer versiones gobiernistas y nunca –en Morelos se ha hecho triste costumbre—la realidad de los hechos. La CIDH en su posición histórica, en su compromiso social, y el colega Fuentes Galicia honra al quehacer periodístico con una crónica que hacia mucho no encontrábamos en las páginas locales.

      

Son de interés ambos asuntos, así que ofrecemos la posición de la CIDH en primer lugar y disfrutamos con ustedes la estupenda crónica de Manuel Fuentes Galicia:

 

 

MILITARES Y PFP VIOLAN AUTONOMIA UNIVERSITARIA EN MORELOS.

La Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos A.C., hemos recibido los testimonios de estudiantes y profesores universitarios de la UAEM, sobre la toma que militares y elementos de la PFP llevaron a cabo durante la inauguración de la Universiada por parte de Felipe Calderón, violando flagrantemente la autonomía universitaria, estableciendo retenes, sometiendo a revisiones vejatorias e insultantes sobre todo a las mujeres jóvenes estudiantes e impidiendo el libre tránsito establecido en el artículo 11, violando una vez más el artículo 129 de la Constitución que establece los límites del Ejército para su actuación.


Estos son los testimonios y reflexiones de estudiantes y profesores de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos: Cuernavaca Morelos a 24 de Agosto del 2009. 

Aproximadamente a las 8:30 de la mañana, cuando camiones de la FEUM de Cuautla intentaban entrar, por la puerta trasera de la universidad, subieron 2 PFP a revisar mochilas y ultrajar los cuerpos. (una estudiante de humanidades declara).

A las 10:00 a.m. cuando una estudiante repartía información sobre la Universiada y el último consejo universitario, donde se formó el estatuto y se eligieron representantes, la sacaron a la fuerza por estar repartiendo volantes y se los recogieron.

Afuera y adentro de la universidad se reunieron más estudiantes y se convocó a la unión de la comunidad universitaria para entregar un documento al rector y a las autoridades gubernamentales (Felipe Calderón y Marco Adame).

Arbitrariamente no dejaban entrar ni a profesores ni a estudiantes, a los primeros con el pretexto, en un principio, de que no portaban un pase y cuando ya lo tenían con el pretexto de que no había cupo y a los segundos porque no estaban autorizados. Nos preguntamos ¿autorizados por quién?

Los estudiantes que se encontraban afuera entraron y los granaderos cerraron las puertas formando una barrera. Los universitarios volvieron a abrir las puertas y los cuerpos policiales sometieron con golpes a algunos estudiantes y tomaron fotografías y videos.


Posteriormente de la parte de arriba bajo un camión con militares, atravesándose en la calle hacia ciencias y biomédicas.


Se permaneció  por un tiempo en la glorieta de la entrada y cuando se comenzó a avanzar hacia el edificio central, llegaron las autoridades y dijeron que aceptarían un diálogo, posteriormente una comisión de estudiantes, subió a rectoría a “dialogar”, y los demás permanecimos en una manifestación pacífica y musical en la entrada del gimnasio, cuando empezaron de nuevo a subir y rodear la glorieta dentro de la universidad 10 camiones de militares.


Por lo anterior reiteramos nuestro llamado a toda la gente del campo y de la ciudad, al mundo entero, para quie no permitamos más la humillación y reclusión, no nos distraigamos con los discursos maquillados de los llamados gobiernos, porque están solo para ganar y no están para resolver las necesidades de los jóvenes, están allí para hacer acuerdos con los grandes empresarios y con los grandes mentirosos gobiernos de otros países, para privatizar lo poco que nos queda de riqueza en éste país MÉXICO. 

 

Opaca operativo Calderón arranque de competencias e inicio de clases


Escrito por MANUEL FUENTES GALICIA   

Martes, 25 de Agosto de 2009 00:00

CUERNAVACA. El día se vislumbraba difícil desde temprano. Era el inicio del ciclo escolar y las principales arterias de Cuernavaca lucían una fuerte carga vehicular. Plan de Ayala, a la altura del IMSS, era sólo un botón de la muestra. Mientras, en las diferentes estaciones del espectro radial se advertía, “avenida Universidad está intransitable, los automóviles van a vuelta de rueda”; el motivo: la enésima visita de Felipe Calderón a la entidad, en esta ocasión para inaugurar la Universiada 2009. 


Ciudad Universitaria ya era un búnker; desde las 7 de la mañana, agentes de la Policía Federal (PF), elementos del Ejército y los hombres de negro (personal del Estado Mayor Presidencial), tomaron el campus Chamilpa de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM). El pretexto: la seguridad del Presidente.


Después de 30 minutos varados en la (única) avenida que conduce directamente a la UAEM, mi compañero fotógrafo y un servidor preferimos caminar desde el estadio Centenario hasta el campus. Un grupo de deportistas de la Autónoma de Nuevo León (UANL), decide imitarnos. 
Antes de llegar a la puerta principal de acceso se percibe la excesiva seguridad (¿o el miedo?) materializada en un par de camiones militares artillados, varias camionetas atestadas de agentes de la PF y detectores de metal, todo bajo el control de los hombres de negro, quienes con lista en mano, nos permiten o impiden el acceso. Antes de ingresar al gimnasio-auditorio, un último filtro, estudiantes de Enfermería reparten gel antibacterial, por aquello de la influenza A-H1N1. A su paso, uno de los hombres de negro se niega a recibirlo. ¿Tanta será su inmunidad?


Comienzan a llegar los integrantes del gabinete estatal, pero esta vez, a diferencia de los actos locales, los medios “ni los ven, ni los oyen”, hoy la estrella es Calderón Hinojosa. “Casualmente”, el procurador se acerca a la zona de prensa “a saludar” y bueno, no queda de otra, hay que entrevistarlo, algo tendrá que decir. 


La espera se alarga y ante el aburrimiento comienzan algunos rumores entre los compañeros de los medios. “El presidente de la FEUM no tiene gafete y no lo dejan entrar”, comenta una reportera. “Viene una marcha de estudiantes”, señalará más tarde otra compañera. “Hay una manifestación de trabajadores del STUNAM” agrega una más. 


Para exacerbar los ánimos, se proyecta un video de los trabajos realizados en la UAEM, y como fondo musical, el Huapango de Moncayo. De pronto se escucha un helicóptero sobrevolar el inmueble y casi de inmediato una sensual voz nos invita a “un ensayo general”, lo que provoca la rechifla y mentadas de estudiantes y un aburrido público en general.
Por fin, al filo de las 11:20, aparece el michoacano por la puerta oriente del gimnasio auditorio, atrás de él, Marco Adame Castillo, el rector de la UAEM, Fernando Bilbao Marcos, funcionarios federales y el séquito que adornará la mesa principal. Toca a Bilbao dar la bienvenida, un tanto atropellada, no por los hechos sino por su lectura. 


En su discurso, y de manera un tanto tibia, el directivo le pide al Presidente que en “su próximo proyecto de nación” contemple un “mayor presupuesto para la educación superior”. La osadía, aunque tímida, arranca los aplausos del respetable. “No pensé que se atreviera”, comenta una compañera reportera.


Tras la intervención del rector, Víctor Salgado Martínez, presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios de Morelos se prodiga en agradecimientos y lisonjas para el primer mandatario, el gobernador y el rector. Una verdadera oda a las autoridades, aunque su perorata fue en realidad tan gris como su propia vestimenta.


Después, la danza de las cifras, José Antonio González, presidente de la Junta de Rectores del país, el gobernador Marco Adame y el propio Presidente le conceden gran relevancia a los números en sus discursos. Estudiantes, universidades, deportistas, millones de pesos, todo se cuantifica para que parezca espectacular. Al final, en el balance de lo concreto, poco que destacar: promesas federales de apoyo a la educación superior, y en el estado, “uso social” a las instalaciones deportivas tras la finalización de la Universiada.


Al final, la entrada del fuego “olímpico” universitario, el encendido del pebetero y la presencia de una banda acompañada de los tradicionales chinelos morelenses, nos recordó el verdadero sentido de una fiesta deportiva estudiantil que devino en operativo Calderón gracias a los hombres de negro.
“Esos, son, esos son, los 
que chingan la nación”


Al término del acto oficial, se confirmó lo que parecía un rumor, agentes de la PF impidieron el ingreso de jóvenes universitarios, a la “Autónoma”. Los  estudiantes, quienes marchaban de manera pacífica, sólo querían repartir propaganda e informar a la comunidad universitaria sobre ciertas inconformidades y anomalías, sin embargo, los elementos les bloquearon el acceso y tras una serie de jaloneos, sometieron a golpes a algunos estudiantes. Uno de los jóvenes manifestantes señaló que “la protesta es en rechazo al sitio al que se sometió a la UAEM; a que los militares hayan impedido el libre acceso al campus tanto a estudiantes como al público en general”. 


Entre gritos de júbilo y al canto de “esos, son, esos son, los que chingan la nación”, los hombres de negro retiraron las vallas y cedieron el paso para que los inconformes pudieran entrar y entregar un pliego petitorio (aunque nadie quería ser su interlocutor), en el que manifiestan su inconformidad por el recorte presupuestal “a la educación superior, al alza del transporte y a la realización de un evento tan costoso como la Universiada, cuando la UAEM tiene tantas carencias materiales”.


Si tienes algún comentario o denuncia envía un correo a chinelo.guardian@gmail.com