lunes, 20 de diciembre de 2010

Guerrero, Aguirre y AMLO

Javier Jaramillo Frikas
Prohibido Prohibir

Importante para una gran cantidad de vecinos de Morelos lo que suceda en el vecino estado de Guerrero, la influencia que de los guerrerenses tenemos es fuerte, así que lo que vamos a entregarles esta vez es una información del conocedor y siempre activo, político, luchador social y fundador del partido de la Revolución Democrática, Juan Ignacio Suárez Huape, que penetra en el tema electoral que envuelve al bello estado tan intensamente como la violencia del crimen organizado.


Aquí las reflexiones de Nacho:


La Parota, la tranca entre Lopez Obrador y Aguirre Rivero.


Juan Ignacio Suarez Huape


El domingo 18 de Diciembre estaba programada la asamblea popular a celebrarse en Chilpancingo, Guerrero donde el movimiento obradorista daría su apoyo publico al Lic. Angel Aguirre Rivero, candidato de la coalición encabezada por el PRD a la gubernatura de la entidad.


En el acto publico el expriista haría su compromiso para impulsar los 10 puntos exigidos por la asamblea obradorista:


El primero es el combate urgente de la pobreza en Guerrero, por ser el estado con mayor grado de desnutrición en el país, para la cual debe aplicarse un programa de emergencia para erradicar el hambre y garantizar el derecho constitucional a la alimentación.


El segundo es proteger y apoyar a jornaleros que trabajan en campos agrícolas en las distintas regiones del país, mediante un programa de atención itinerante que los acompañe junto a sus familias y les brinde asesoría jurídica laboral, alimentación en campamentos de trabajo, educación para los hijos y atención médica y medicamentos gratuitos.


El tercero es que igual que en el Distrito Federal, se eleve a rango de ley el derecho a la pensión universal para los adultos mayores de 68 años.


El cuarto compromiso es garantizar la atención médica y los medicamentos gratuitos a campesinos, obreros, estudiantes, vendedores ambulantes, y otros integrantes de los sectores informales que no cuentan con seguridad social.



Otro punto es implementar un programa de construcción, ampliación y mejoramiento de viviendas en las zonas urbanas y rurales marginadas. El séptimo es crear un programa emergente de desarrollo urbano para dotar de servicios públicos a las colonias populares de Acapulco, Chilpancingo, Iguala y otros municipios (como es la introducción de agua potable, drenaje, pavimento, alumbrado público, escuelas, preparatorias, universidades, centros de salud, hospitales, guarderías, centros deportivos).


El octavo es promover la creación de fuentes de trabajo, para lo cual en cada uno de los 81 municipios del estado, debe existir un fondo para el fomento económico y la creación de empleos.


El compromiso número nueve, es que el gobierno otorgue a productores del campo créditos a la palabra, sin intereses, para la construcción de invernaderos, para la obtención de implementos agrícolas y para adquirir chivos, cerdos, bovinos, colmenas y aves de corral.


Además, garantizar la integridad de los defensores del medio ambiente y de los recursos naturales, y en ese punto dijo que debe promoverse la cancelación definitiva del proyecto de la presa La Parota, "que en nada beneficia a la población y sólo constituye un negocio para empresarios y políticos corruptos".


El décimo compromiso es pavimentar los caminos de acceso a las cabeceras municipales de Tlacoapa, Coahuayutla e Iliatenco, además de mejorar los caminos de terracería a ejidos y comunidades.


Sin embargo, el representante en Guerrero del Movimiento en Defensa de la Economía Popular, el Petróleo y la Soberanía Nacional, César Núñez Ramos, informó que se “pospuso” la reunión entre Andrés Manuel López Obrador y el candidato a gobernador Ángel Aguirre Rivero, que había sido programada para este domingo 18.


El tema que ha puesto en jaque a Aguirre Rivero es sobre la construcción de la presa la Parota. Estas son las principales impugnaciones a dicho proyecto resumidas por Priscila Rodriguez, del Centro Mexicano de Derecho Ambiental:


“Terribles afectaciones al ecosistema, a la importante cuenca hidrológica del Papagayo y sus repercusiones negativas para el abasto de agua a la ciudad de Acapulco y las comunidades rurales que dependen del acuífero.


A la cobertura forestal consistente en 17 mil hectáreas de selva baja y mediana caducifolia que sería inundada (sin considerar la cobertura desmontada por los campesinos desplazados en los sitios donde construirán sus nuevos hogares).


A las cientos de especies de flora y fauna amenazadas y en peligro de extinción cuyo hábitat sería destruido.


Al riesgo fundado de la inducción de un sismo arriba de los 8 grados en la escala Richter al estar ubicado el embalse en una zona altamente sísmica.


La emisión de gases de efecto invernadero producida por el estancamiento del agua con incidencia en el calentamiento global.


Y, por supuesto, al daño sobre el proyecto de vida de las miles de familias que serían desplazadas e imposibilitadas a continuar con la vida comunitaria que desde siempre habían disfrutado, con los consecuentes agravios a su derecho a la autodeterminación, a la tierra, a la vivienda, a la salud, al desarrollo, al medio ambiente y a todo lo que un ser humano aspira y tiene derecho”


Aguirre Rivero prefiere continuar con el proyecto de la Parota, habrá que ver que dicen los campesinos afectados, que dicen los obradoristas de Guerrero.


Creo que Aguirre Ganara la elección, pero no podrá imponer el proyecto de la Parota, aun se decidiera imponerlo a sangre y fuego.


Aguirre es un político ligado a los intereses de la oligarquía, lo ha sido toda su vida, un simple cambio de camiseta no lo hace mudar de convicciones. Un nuevo Zeferino acecha Guerrero, que tristeza por el legado de lucha de este pueblo aguerrido y rebelde.
 
Si tienes algún comentario o denuncia envía un correo a chinelo.guardian@gmail.com o comenta directamente en este post.



Síguenos en facebook y twitter:
www.twitter.com/chineloguardian