martes, 14 de diciembre de 2010

La Vida Inútil de la ASG

Unión de Morelos
Javier Jaramillo Frikas
Prohibido Prohibir


Un caso especial: el de Javier López Sánchez, coordinador de asesores y de Comunicación Social del gobierno. Año y medio va a hacer que dejó el cargo, los excesos han sido exhibidos, sobran razones legales para abrirle un montón de expedientes y nada han hecho. Gerardo Casamata fue colocado por López la primera ocasión como responsable de la ASF y luego el mismo Chabelo operó su reelección. Ahora el tema lo buscan envolver en el renglón jurídico que si bien es importante, la llegada de Casamata y su refrendo fueron políticos, así que la debilidad de un órgano que normalmente debe estar firme (sin alusiones, que se entienda) la provocaron que el mismo instrumento ha estado bajo el servicio de un selecto grupo de políticos, por cierto todos panistas. ¿Se entiende?


Así que lo jurídico debe caminar en el sentido de la ley y los diputados pueden recibir un portazo como se afirma en las notas informativas, pero la esencia, el tuétano de este hueso, son los compromisos políticos que han hecho de la Auditoría Superior de Fiscalización un simple objeto decorativo, justo cuando las exigencias sociales requieren de orden, precisión y sobre todo justicia en el manejo de los recursos.


Tristemente todo lo que a partir de ayer se maneje en la arena política lleva un tinte eminente relacionado con la Sucesión 2012. Ya se vio como juega cada fuerza y a cada acción le viene la reacción, por ejemplo llevan regidores de Cuernavaca una carta a México señalando al delegado de la SCT y sale el PAN a defender (¿normal, no?) su causa; luego los priistas quitan a Casamata y dejan en claro que van con otras fuerzas en la exigencia del juicio político contra el gobernador Marco Adame por omisión de su jefe policiaco vinculado a proceso por delincuencia organizada. El asunto es claro: la Sucesión 2012 no va a arrancar de acuerdo al calendario de intereses de cada personaje metido en las controversias, sino lo empujan dos condiciones inminentes:


1.- La evidente disminución de fuerza del gobierno y su partido a pesar de los grandes esfuerzos por, mediáticamente, marcar lo contrario, y


2.- El PRI ya existe, cuenta con dirigencia, aparecen cada vez más y se observa pronto que la articulación va bien encaminada y no tardan en tomar la forma que desean, haciéndolos en los hechos la primera fuerza partidista y por ende política.


Ante ello, la salida de Casamata y lo que de ello deriva jurídica y políticamente, podrá variar en lo administrativo pero es un detonante más que hoy, quienes llevan la mano y lo hacen sentir no son del PAN. Son todos los demás, pero no de color azul, lo que para el proyecto general blanquiazul son malas noticias. Eso es lo real. Lo otro, las estrategias políticas y de medios, es otra cosa que los que conocen lo detectan. Y en la política lo relevante, lo que toma nota de registro es exactamente la realidad. Esa cambia de manos, se hace multicolor y solo el PAN con cinco diputados de 30 defiende lo indefendible, un ser de nombre Gerardo Casamata Gómez.


¿Qué quien manda en Morelos? No se trata de eso, la medición de fuerzas es pública y el resultado puede acomodarse como cada quien guste. La cosa es qué sucede y ese tipo de palos no los quita nadie.
Jimmy Diamond

No hombre, si trabajo que aparezca un hilo para que se venga la madeja completa. Ayer comentábamos de la explicada riqueza de un modesto hombre surgido de la nada. Es Jaime Alvarez Cisneros, diputado federal, ex legislador local y dueño de la franquicia de Convergencia en Morelos. Recibimos el correo de una persona que firma su correo como “Golfo Tabachinero” y se considera un experto tanto en el deporte donde Tiger Woods es amo y señor, además de amante de ese árbol que distingue a Morelos, el Tabachín.


“Te quedas corto con lo que dices del Tomatito, porque así lo conocen sus cuates desde la ciudad de México, en la Universidad Ibero (que no sabemos si realmente terminó) y a su llegada a Cuernavaca. Tiene dos carritos de golf último modelo que cuesta cada uno, mínimo, 100 mil pesos; en sus viajes al extranjero ha comprado relojes de 3 mil dólares, zapatos de mil dólares. La membresia del club de golf es de 30 mil dólares, su boda costó alrededor de un millón y un bautizo en La Casa de las Muñecas de conocido restaurante de Cuernavaca, nada más 300 mil pesos. No es un nuevo rico, es millonario solamente con cuadros de firma. ¿Ladronde?”
 
Si tienes algún comentario o denuncia envía un correo a chinelo.guardian@gmail.com o comenta directamente en este post.


Síguenos en facebook y twitter:
www.twitter.com/chineloguardian