domingo, 13 de septiembre de 2009

Una Señora Activa

Interlocución

13 septiembre 09

Javier Jaramillo Frikas

Columna

Prohibido Prohibir

 

Tradicionalmente a las esposas de presidentes, gobernadores o presidentes municipales se les evita aparecer en la nota política—política. Normalmente figuran en las culturales, sociales o de asuntos relacionados con la salud. La maestra Mayela Alemán de Adame, presidenta del DIF—Morelos, ha tomado un papel protagónico en actividades inusuales para primeras damas. No medimos en este momento hasta dónde le ayude o afecte al gobernador Marco Antonio Adame Castillo. Lo importante es dejar el comentario y que cada quien le de el tratamiento que crea y el mandatario se obligue a una reflexión serena pero inmediata. Por algo los morelenses en el 2006 votaron porque Adame fuese su gobernador. Y nadie más.


Llama la atención una reciente reunión que publica Diario de Morelos en su edición del sábado donde la señora Alemán convoca a diversos sectores –incluidos los diputados—a una sala del Jardín Borda. Ahí, hace una designación: el secretario de Turismo, Hugo Salgado Castañeda será interlocutor del DIF y del Instituto de Cultura –que suponemos no depende orgánicamente del DIF pero José Luís Rodríguez, el secretario, ni se entera agobiado por su incapacidad como se encuentra--. El motivo de la reunión es noble: la protección de los derechos a la infancia y grupos vulnerables. Tomamos un párrafo que ilustra:


El llamado de Alemán de Adame se dio en el marco de una reunión de trabajo a la que la titular del Sistema Integral de Desarrollo para la Familia (DIF) invitó ayer a los legisladores, y en la que uno de los acuerdos fue designar al secretario de Turismo, Hugo Salgado Castañeda, como interlocutor entre el organismo y el Congreso.


El que escribe es ignorante de leyes y reglamentos en los poderes del Estado, pero el gabinete y lo que hagan sus titulares son decisiones del gobernador. En este caso, la intención de la señora Alemán es loable pero se pierde todo en el cuidado de las formas, más cuando la relación entre la mayoría del legislativo y el gobierno encabezado por Adame es en extremo mala.

         

Existe una versión fundamentada sobre una reunión en la víspera de los nombramientos en el gobierno, en Casa de Gobierno, entre la primera dama del estado y cónyuges o representantes mujeres de los dueños o responsables de los medios de comunicación. Se han hecho auténticos “tratados” de lo ahí sucedido. Se escuchan crónicas que ilustran acciones fuera de foco, quizá de buenas intenciones, pero negativas si de fortalecer la figura del gobernador se trata. Colocan como actor importante de esa puesta en escena al nuevo coordinador de Comunicación Social, Carlos Tercero Solís y hasta gritan algunas personas asistentes, la frase medular del evento: “Y ya le dije a Marco: ¡O el o yo!”, esto en referencia a Javier López Sánchez, el entonces súper funcionario que plácidamente descansa con la sospecha de una fortuna tremenda gracias a su oficio como cobrador de los diezmos oficiales.


Tercero, en tanto, estaba cerca de la jugada. Momentos después lo nombraban.

Hay quien dice que ahí se firmaba la renuncia de López, pero no, el gobernador no tenía otra que sacarlo en un caudal de cambios, lo mejor ileso posible. Hasta el momento y en apariencia, lo han logrado. Pero repetimos: hasta el momento.


Se han registrado casos de excesivo protagonismos de mujeres de gobernantes, el último de ellos fue Marta Sahagún con Vicente Fox que, en el fondo, más parecía un trato maternalista; antes María Esther Zuno de Echeverría. Hay otros, en el exterior, interpretado al revés, como el de Argentina que Nestor Kirchner dejo la presidencia en manos de su mujer, ella con trayectoria política a la par de su marido.


Total, quizá un asunto de formas que, a nuestro gusto, tendrá interpretaciones varias que llevarán al fondo, en un momento que lo que Marco Adame menos quiere es que continúe la artillería del adversario que lo mantiene acorralado. Sí, de la reunión en Casa de Gobierno, con la información recibida y que es del dominio casi general, bien podría hacerse una crónica. Pero qué mejor revisar acontecimientos y evitarle al Estado inquietudes de más.


Si tienes algún comentario o denuncia envía un correo a chinelo.guardian@gmail.com